• Apenas tres meses después de poner en marcha su plan de patrocinio, Tokyo ha superado ya el 75% de ingresos previstos obtener por esta vía



Cuando a comienzos de 2015, en el pasado mes de Enero, el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 daba a conocer su plan de patrocinio y su programa de sponsorización, muchos catalogaron la iniciativa como una quimera en la que Tokyo demostraba un error total a la hora de poner en marcha la estrategia adecuada para lograr sumar sponsors que aportaran dinero suficiente a la viabilidad del proyecto. Hoy, apenas tres meses después, los más críticos con aquel programa tienen que reconocer que la iniciativa es un completo éxito.

Los criticados Gold Sponsors



Enero de 2015. Tras anunciar el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 sus planes de captación de sponsors y patrocinadores que dieran viabilidad al proyecto olímpico japonés, todas las críticas se centraron en la agencia encargada de la gestión del marketing contratada por dichos organizadores para los citados Juegos, la firma Dentsu, que ponía en marcha un plan donde el presupuesto a alcanzar por este tipo de vía, la de los patrocinadores, se cifraba en 1.500 millones de dólares a través de diferentes categorías de sponsors, donde destacaban sobre todo los considerados Gold Sponsors, evidentemente no por la denominación, sino por la cifra que debían aportar aquellas firmas que quisieran formar parte del portfolio olímpico: 128 millones de dólares.

La cifra fue considerada desde todos los ámbitos como desmesurada, pues muchos pensaron desde un primer momento que el efecto que se obtendría sería precisamente el contrario al buscado. Es decir, en su afán por promocionar su plan de marketing y patrocinadores para los Juegos, los 128 millones de dólares que supondría la incorporación a la categoría de Gold Sponsors provocaría que muchas de esas potenciales firmas interesadas en incorporarse huyeran despavoridas ante la cifra que deberían aportar para alcanzar tal rol.

Tokyo bate récords: 1.000 millones en patrocinio



Pero el tiempo da y quita razones. Y en este caso en particular, las críticas se tornaron en elogios después de conocerse los primeros balances, apenas un mes después de la publicación de dicho plan: 5 firmas se habían incorporado ya a la categoría de Gold Sponsors que dejaban en las arcas de los organizadores más de 600 millones de dólares, es decir, casi la mitad de la cuantía prevista para esta vía de ingresos, cifrada en 1.500 millones de dólares.

Pero si ya entonces la cifra parecía superlativa, ahora, apenas tres meses después, la misma alcanza calificativos de récords. Así, la en principio criticada agencia Dentsu ha presentado en los últimos días la incorporación de nuevas firmas bajo la categoría de Gold Sponsors, como la energética JX Nippon Oil & Energy y las aseguradoras Nippon Life Insurance Company y Tokio Marine & Nichido Fire Insurance Company.

Con ello, son ya ocho las compañías que forman el roster de Tokyo en la categoría de Gold Sponsors que han asegurado en las arcas del Comité Organizador más de 1.000 millones de dólares, 1.024 millones de dólares, apenas 476 millones menos de lo esperado para ingresar por esta vía, la del patrocinio. La cifra es superlativa, sobretodo si tenemos en cuenta que en ella sólo están cuantificadas las firmas incluidas en la categoría más alta del portfolio de patrocinadores, la de Gold Sponsors, aunque Dentsu ya ha incorporado a numerosas firmas en otros escalafones del ranking de patrocinadores que hacen que esa cifra se eleve a los casi 1.200 millones de dólares.



Participa y comenta esta noticia

 
Top