• Las dos entidades se ven abocadas a la casi firma, obligatoria, con adidas o con Nike para no perjudicar sus planes de expansión



Resulta paradójico pero los dos grandes del fútbol español se encuentran, por una vez, ante un mismo dilema: renovar con la marca que actualmente los equipa o bien decidirse por emprender nuevas aventuras de la mano de no se sabe muy bien qué firma de ropa deportiva podría ser finalmente. El desencadenante de toda esta situación, el megacontrato firmado hace ahora tan sólo un año por el Manchester United con la multinacional alemana adidas, un contrato que le reportará (letra pequeña aparte) casi 100 millones de euros por temporada al club británico, una cifra que ha despertado la envidia de media Europa futbolística.

¿100 millones por el United?



El acuerdo alcanzado entre las partes, como ya hemos comentado en alguna que otra ocasión en Marketing Deportivo MD, provovocó un tsunami de consecuencias aún desconocidas dentro del panorama de la sponsorización técnica en el mundo del fútbol. La admiración que provocó la citada alianza se tornó en incredulidad para los responsables de dos de las principales firmas deportivas del mundo: Real Madrid y FC Barcelona.

Aunque en el cuadro catalán la firma que sponsoriza al club no es la marca alemana, desde el club consideran inaceptable que Nike, actual sponsor técnico, esté abonando tan sólo una tercera parte de lo que pasará a cobrar el United, un club, recordémoslo, que no gana la Champions League desde hace 7 años y que en la última temporada no consiguió ni tan siquiera clasificarse para competir en Europa, ni en la Champions League ni en la Europa League. ¿Cuánto debería cobrar entonces un club que ha dominado el fútbol mundial durante los últimos años como el FC Barcelona?

La misma cuestión, agravada, se la plantean en su gran rival, el Real Madrid. Y decimos agravada porque precisamente es la marca alemana adidas, nueva sponsor técnico del United  a partir de la temporada que viene, la que viste al conjunto blanco. Si se paga esa cantidad por un club ni tan siquiera clasificado para Europa, ¿cuánto deberían pagar por el último ganador de la Champions? Esa cuestión ya se la han planteado también en el ganador de hace dos años, el Bayern de Munich, que tiene además, a la marca alemana como accionista y a la que ha amenazado con firmar con otra compañía cuando concluya la actual vinculación.

Renovaciones



La magnitud del contrato alcanzado provocó que, rápidamente, y algunos con más sigilo que otros, se pusieran en contacto con los departamentos correspondientes de estas dos marcas para abrir el debate, aún cuando quedan años para la conclusión del contrato, de la renovación de los mismos. Así, mientras en el Real Madrid optaron por una actitud más prudente y comedida, sin apenas dar motivos para el debate, en el FC Barcelona, quizás por la situación interna que vive el club a nivel de dirección, con unas elecciones a la vuelta de la esquina, optaron por hacer público ese malestar con Nike, a la que exigieron una renovación al alza y con muchos ceros detrás para continuar vistiendo a los azulgranas.

Sin embargo, la situación se antoja mucho más complicada de lo que ambos clubes en principio cabrían esperar. En las últimas fechas estamos asistiendo a un continuo goteo (por muchos esperados, por otra parte) de noticias que hablan de renuncias de adidas a jugadores que eran embajadores o entidades a las que equipaba la marca por no poder hacer frente a las mismas tras el acuerdo alcanzado con el Manchester United, hechos éstos que vienen a dar la razón a los que defendían que dicha alianza acabaría hipotecando el futuro de la entidad.

En Nike tampoco dan un paso más allá. Precisamente dichas noticias están sirviendo de advertencia a los norteamericanos de lo que podría esperarales de acometer una aventura como la de adidas en Manchester. Para colmo tanto de Real Madrid como de FC Barcelona, el actual status quo existente, con el principal embajador de cada compañía militando en una entidad vestida por su rival (Cristiano-Nike en Real Madrid-adidas; Messi-adidas en FC Barcelona-Nike) acaba reportando a ambas, cada una en el club equipado por su marca rival, una notoriedad que les llevan a preguntarse si es necesario un desembolso de tal calado con la notoriedad y repercusión que ya tienen con esta situación. Pero, para desgracia de los clubes, todavía hay más.

¿Son Nike y adidas la única salida a Real Madrid y FC Barcelona?



El Real Madrid encabezó la lista de camisetas más vendidas en la temporada pasada, alcanzando la cifra de 1.400.000 unidades. El FC Barcelona alcanzó la tercera posición con 1.150.000 unidades. Entre medios de ambos, el Manchester United también con 1.400.000. Ambos clubes, Real Madrid y FC Barcelona vendieron sus camisetas a una media de 85€ (precio habitual en Nike pero que en el Real Madrid incrementaron hasta dicha cantidad a recomendación de adidas).Ello reporta una cifra cercana a los 120 millones de euros en adidas por la camiseta del Real Madrid y a los 97,7 millones de euros en Nike, de los cuáles, alrededor del 30% quedan en las arcas de los clubes, esto es, unos 40 millones en el conjunto blanco y 30 en el azulgrana.

Gran parte de este éxito de ventas, además de la impresionante marca que tienen ambos clubes a nivel mundial, radica en la enorme red de distribución con la que cuentan ambas compañías, que les permite tener tiendas oficiales y, con ello, llevar el producto de sus mejores clubes, a cualquier punto del planeta donde haya aficionados, por muy alejado que esté, una situación que, aunque pudiera parecer lo contrario, juega muy en contra de Real Madrid y FC Barcelona.

Cualquier otra firma interesada en equipar a Real Madrid y FC Barcelona se encuentra a años luz en cuanto a logística e internacionalización de la marca en cuestión. Quizás Puma pudiera tener un poco más de presencia aunque su situación no es muy boyante como para poder hacer un nuevo esfuerzo por cualquiera de estas dos entidades y saliar airosa del mismo. Tan sólo quizás la incipiente Under Armour podría hacer un esfuerzo semejante al menos económicamente, puesto que a nivel de distribución, también está muy distanciada de Nike y adidas (de hecho, consciente de esta debilidad, la firma ha articulado una estrategia para incrementar su presencia en Europa).

Todo ello conlleva que Real Madrid y FC Barcelona se vean abocados a firmar o bien con adidas o bien con Nike. Firmar con cualquier otra compañía supondría, por un lado, la pérdida de una buena cantidad de millones procedentes de una más que notable disminución en los ingresos por venta de camisetas, al no tener infraestructura la firma en cuestión para vender en determinadas zonas del planeta. Por otro lado, supondría un importante daño a la expansión de las marcas Real Madrid y FC Barcelona a nivel mundial, debido a la anteriormente mencionada limitación. Sólo adidas y Nike parecen por lo tanto en disposición de poder dar a Real Madrid y FC Barcelona lo que desean. Cualquier otra simulación, arroja resultados negativos para las entidades. La pregunta pues está en el aire: ¿Son Nike y adidas la única salida a Real Madrid y FC Barcelona?



Participa y comenta esta noticia

 
Top