• La escudería suiza Sauber alcanza un importante acuerdo de patrocinio con la aerolínea asiática Singapore Airlines

  • Para la escudería, la alianza encaja perfectamente en los esfuerzos de la misma por liderar la F1



Ahora que la temporada oficial de la Fórmula 1 ha arrancado con la disputa de su primer Gran Premio en Melbourne y que la caravana del motor se dirige hacia Malasia, territorio asiático, una de la escuderías importantes dentro del paddock, Sauber, ha anunciado una importante alianza con una de las aerolíneas punteras en la región.

Sauber vuela alto con Singapore Airlines



Singapore Airlines y la escudería Sauber F1 Team han alcanzado un importante acuerdo en virtud del cual la aerolínea se convertirá en el patrocinador oficial de vuelo de la escudería durante toda la temporada. La compañía es una de las más grandes aerolíneas de todo el mundo y con dicho acuerdo se encargará de ofrecer vuelos con destino en todos los Grandes Premios de la temporada actual de la Fórmula 1, principalmente los que se disputen en suelo asiático y en Australia.

Ambas partes han mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado, sobretodo en estos días tan sumamente complicados a nivel judicial para la escudería como consecuencia de la demanda de uno de sus ex pilotos, Giedo van der Garde, al que ha tenido que indemnizar con una suma multimillonaria (se habla de más de 15 millones de euros) por despido improcedente, un suceso que está pasando factura a la imagen de la escudería.

Ericsson y Nasr, en el origen de la polémica


Si hay un deporte en el que los patrocinadores tienen un papel que va mucho más allá de la simple relación entre patrocinado y patrocinador, ese no es otro que el de la Fórmula 1, donde los sponsors oficiales son capaces de decidir incluso los pilotos que formarán el equipo de las diferentes escuderías, sobretodo las más necesitadas de dinero.

Y eso es lo que ha pasado esta temporada en Sauber, que después de arrastrar serios problemas económicos durante los últimos años que amenazaban la viabilidad del proyecto dentro de la Fórmula 1, recibió con los brazos abiertos los patrocinadores que venían de la mano de sus dos pilotos actuales, el sueco Marcus Ericcson y el brasileño Felipe Nasr, lo que motivó la salida de Giedo van der Garde, con quién tenía un año más de contrato firmado y al que ha tenido que abonar la multimillonaria cifra antes mencionada.



Participa y comenta esta noticia

 
Top