• El conflicto entre Cristiano Ronaldo y Nike por la colección propia del jugador luso, CR7 Footwear, continua dando que hablar en los medios de comunicación

  • En Marketing Deportivo MD planteamos el debate de ¿Quién pierde más con el conflicto Nike-Cristiano Ronaldo? y arrojamos algo de luz al conflicto

Advertisement


Desde hace unas semanas no se habla de otra cosa. Los rumores que llegan del entorno de Nike en el que manifiestan una palpable disconformidad con la manera de actuar de su principal embajador dentro del mundo del fútbol con el lanzamiento de su nueva línea de calzado propia, Cristiano Ronaldo y su CR7 Footwear, ha llevado a más de uno dentro de la entidad a comenzar a vislumbrar un futuro quizás mucho más cercano del inicialmente previsto alejados de la hasta ahora gran estrella mediática, hecho que lleva a plantarse una seria reflexión: ¿Quién pierde más en toda esta disputa, Cristiano Ronaldo o la propia Nike?

El sucesor de Beckham



La capacidad comercial del portugués Cristiano Ronaldo está fuera de toda duda. Los millones que su marca y su figura generan en torno a las mismas lo confirman como el sucesor en el trono del que dejara en su día otro futbolista, el británico David Beckham, capaz de acaparar en torno a él incluso una vez retirado el foco de la atención mediática que le convierten en una de las estrellas, aún hoy, más atractivas comercialmente para las marcas.

El portugués se convirtió de este modo en el recambio ideal comercialmente hablando para las firmas en un proceso de transición donde las marcas que patrocinaban a Beckham poco a poco se fueron sumando al portfolio del astro portugués hasta el punto de ingresar casi tres veces más por sus negocios fuera de los terrenos de juego que por su ficha con el Real Madrid.

CR7 Footwear



Tal es el éxito comercialmente hablando que genera en torno a sí mismo el jugador luso que le ha valido de argumento más que suficiente como para explorar otras nuevas vías de ingresos mucho más arriesgadas en el plano personal en el sentido de convertirse en el dueño y señor de sus propias colecciones y negocios. Así, una de sus últimas aventuras empresariales fue la del lanzamiento dentro del sector de la moda de su propia marca que conllevó una serie de productos, desde camisas hasta ropa interior, con las que el jugador ha comenzado a preparar su desembarco en dicho mundo, el de la moda.

Más sin embargo, y a pesar de que cada lanzamiento dentro de este nuevo emprendimiento del jugador luso es sinónimo de éxito, al menos mediáticamente hablando, no ha sido sino la última colección, la de su línea de calzado, CR7 Footwear, la encargada de levantar toda una polémica, muchos dicen que incluso artificial, en torno a la figura del jugador y su relación con Nike que lleva en los medios de comunicación desde hace días.

Las zapatillas de la discordia



El lanzamiento, hace tan sólo unas semanas, de la nueva colección de calzado con la marca del jugador portugués, CR7 Footwear, ha acaparado mucha mayor atención de los medios de comunicación (si ello es posible) que la que en su día generaron la puesta de largo de su colección de camisas o de su línea de ropa interior.

Y todo ello motivado por el enfrentamiento que, supuestamente, esta colección habría provocado de manera frontal y directa con los intereses de uno de sus grandes patrocinadores, la firma norteamericana Nike, que abona cerca de 9 millones de euros anuales al jugador, que ve en la puesta en el mercado de la misma un serio peligro para los productos comercializados bajo la marca del swoosh. Así, en Nike no habría gustado ni un ápice el que Cristiano Ronaldo haya presentado la colección sin ni tan siquiera notificárselo y, sobretodo, que en su línea hubiera incluídas zapatillas de deportes, ante el temor de que los millones de fans del portugués dejen de lado los productos Nike para decantarse por los productos propios con la marca del jugador.

¿Quién pierde más con el conflicto Nike-Cristiano Ronaldo?



Este conflicto de intereses ha provocado la aparición nuevamente de una pregunta que suele surgir cuando existen problemas de este tipo entre embajadores de marca y las respectivas firmas: ¿Quién pierde más con el conflicto Nike-Cristiano Ronaldo? Para el portugués, su aventura empresarial puede generarle un serio disgusto a sus finanzas, toda vez que un enquistamiento de la situación que dé como resultado la ruptura del contrato provocaría el dejar de ingresar anualmente cerca de 9 millones de euros que le abona Nike más comisiones por ventas más premios e incentivos por títulos conseguidos, una cifra que podría irse cerca de los 12 millones de euros anuales.

Pero, ¿y Nike? Aquí la situación es bien diferente. Para Nike la afrenta de Cristiano con su colección propia ha dolido y mucho. Tanto es así que para muchos no sería para nada descabellado el prolongar la tensión para provocar una ruptura unilateral. Cristiano Ronaldo es un jugador a punto de entrar en la recta final de su carrera, una carrera sumamente exitosa pero para la que Nike le tiene puesta ya fecha de caducidad. Y sustituto: en Nike se aseguraron la contratación de Neymar Jr., el internacional brasileño del FC Barcelona, llamado a ser el gran dominador en los próximos años, no sólo dentro de los terrenos de juego, una vez retirados el portugués y el argentino Leo Messi, sino también fuera de ellos, comercialmente hablando. De hecho, muchos esfuerzos de Nike van orientados en este sentido, el reducir poco a poco y sin hacer ruido el protagonismo de Cristiano Ronaldo en sus campañas para ir dándoselo al jugador brasileño.

Y mientras el debate se prolonga, Cristiano Ronaldo lanza un nuevo spot promocional bailando con las que parecen ser unas zapatillas de deportes, lo que ha llevado a muchos a pensar si todos estos rumores no son más que el producto de un conflicto artificialmente generado por ambas partes para dar publicidad a las dos: tanto a Cristiano Ronaldo como a Nike, aunque ello no suponga renunciar al debate: ¿Quién pierde más con el conflicto Nike-Cristiano Ronaldo?




Participa y comenta esta noticia

 
Top