• La aseguradora se convierte en la segunda compañía española que da nombre a un estadio dentro de la MLS



El deporte sigue siendo una de las vías de entradas en el competitivo mercado norteamericano para las compañías españolas, que suelen asociarse con eventos o entidades deportivas como medio rápido y directo para hacerse notar dentro del sector. El último ejemplo en este sentido lo hemos vivido hace tan sólo unos días con la aseguradora Mapfre.

Mapfre se adentra en el naming en la MLS



Las compañías españolas que tienen presencia en suelo estadounidense han visto en el mundo del deporte el medio vehicular ideal para lograr captar la atención del aficionado norteamericano sobre su presencia. Así, uno de los acuerdos más llamativos en este sentido es el de la entidad financiera BBVA, que tiene en el baloncesto NBA una de sus principales herramientas de promoción de la entidad en territorio USA convirtiéndose en uno de los patrocinadores más importantes de la competición.

En relación a ello, la siguiente compañía que se ha optado por la vía deportiva para ganar notoriedad en los Estados Unidos ha sido la aseguradora Mapfre, que ha anunciado su llegada a la MLS a través de la franquicia de los Columbus Crew SC, donde, gracias a un importantísimo acuerdo, comenzará  a dar nombre al estadio a partir de ahora, uniéndose, precisamente, de este modo al BBVA que también tienen presencia en esta competición al hacerse con el naming de los Dynamo de Houston.

Pioneras en la MLS



De este modo, Mapfre, junto con el BBVA, se convierten en las dos primeras compañías españolas que bautizan con su nombre estadios en la MLS, una de las herramientas de promoción y de patrocinio más utilizadas y explotadas dentro del soccer estadounidense.

El acuerdo supondrá uno de los cambios más importantes en toda la historia de los Columbus Crew, que verán de este modo como la compañía, asentada en los Estados Unidos desde el año 2008 y con sede central en Massachusetss, será la encargada de dar nombre a su estadio durante los próximos años, que pasará así  a llamarse Mapfre Stadium.

Se confirma así a la MLS como una de las competiciones deportivas más importantes del mundo que más apuestasn por este tipo de patrocinio, la de la vía del naming right, con la mayoría de franquicias que disputan la competición con los derechos de sus estadios ya vendidos a empresas y firmas comerciales. Los términos económicos del acuerdo alcanzado no han sido dados a conocer.


Participa y comenta esta noticia

 
Top