• La fase de octavos ha consolidado el dominio de Nike en una competición patrocinada por adidas con el acceso a cuartos de final de hasta 5 de los 8 equipos clasificados

  • adidas se tiene que "consolar" con la presencia en esta ronda de Real Madrid y Bayern Munich


A pesar de ser una de las competiciones adidas por excelencia, la presente edición de la mayor y más importante competición de clubes a nivel mundial dentro del fútbol, la Champions League, puede ser una de las grandes preocupaciones (otra más) para la marca alemana adidas, que deberá confiar casi todas sus esperanzas a los pocos representantes, tanto en forma de entidades como de embajadores, que le quedan en la competición para poder hacer frente a una cada vez más intratable Nike.

La Juve y el Barça, los últimos en llegar


La última jornada de la ronda de octavos de final de la competición de la UEFA, la que se disputó en el día de ayer, no vino a traer sino algo ya más que esperado antes incluso de que se celebrara: la clasificación de otros dos conjuntos Nike para la fase de cuartos de final de la competición que venían a sumarse a los ya presentes en dicha ronda.

Así, de los ocho equipos clasificados para la disputa de esta ronda de cuartos de final, hasta un total de 5 estarán equipados por la firma norteamericana: PSG, FC Barcelona, Juventus de Turin, Atlético de Madrid y AS Mónaco, dejando a adidas con tan sólo dos representantes, Real Madrid y Bayern Munich, Tan sólo el Oporto, vestido por Warrior (New Balance a partir de la próxima temporada) logra romper este dominio de las dos compañías.

La apuesta de Nike, nuevamente triunfadora


La Champions League ha venido a demostrar, nuevamente, lo acertado de la apuesta de la firma norteamericana en su estrategia de presencia en el mundo del deporte y lo cada vez más complicado de sustanciar de puesta en marcha por adidas. Así, mientras Nike basa gran parte de esa estrategia en la firma de importantes acuerdos comerciales con entidades (clubes y selecciones de fútbol) y embajadores, en adidas se decantan más por el patrocinio de grandes eventos deportivos, algo que a la larga, como se ha podido comprobar en los últimos acontecimientos, viene a conceder cierta ventaja a la hora de valorar la exposición de las firmas en las competiciones en las que participan a favor de Nike.

Para consuelo de adidas queda el hecho de que dos de los grandes candidatos a hacerse con el título final del torneo, Real Madrid y Bayern Munich, visten la marca alemana y que uno de los grandes iconos a nivel mundial en el fútbol, el internacional argentino Leo Messi, ejerce como embajador de la compañía. Sin embargo, en adidas consideran que este consuelo es realmente escaso frente al enorme potencial que ha logrado meter en la nueva ronda de la competición su gran rival Nike, que también tiene entre sus filas a su gran embajador, Cristiano Ronaldo, además de tener como candidatos a nivel de clubes al FC Barcelona, el PSG o el último finalista, el Atlético de Madrid.

Visto lo visto, en adidas ya cruzan los dedos para que el destino sea benévolo en el próximo sorteo de la Champions y no empareje en la ronda de cuartos a sus dos únicos representantes, el Real Madrid y el Bayern de Munich.

Participa y comenta esta noticia

 
Top