• La marca alemana adidas logra arrebatar a otro importante puntal a Nike en su lucha por hacerse con un mayor porcentaje dentro del mercado a nivel mundial

Wiggle 50Perc 728x90


Los movimientos dentro del sector de los embajadores en el mundo del fútbol vuelven a vivir un nuevo episodio y nuevamente, como no, protagonizado por las dos grandes firmas dominadoras de la industria de la ropa deportiva: Nike y adidas. Si hace tan sólo unas semanas informábamos de la marcha de un importante puntal de Nike en el Reino Unido a su máxima rival, el internacional inglés del Arsenal, ahora es ya otro ex de Nike el que hace las maletas para incorporarse al equipo de embajadores de adidas.

De adidas a Nike



Fue en su momento uno de los movimientos que acaparara la atención del mercado. Y no hablamos exclusivamente de su rendimiento deportivo sino de la industria del marketing que se mueve alrededor del fútbol profesional. Así, hace ahora cuatro años, uno de los jugadores más prometedores de la Bundesliga, que en aquellos momentos era objeto de deseo de los grandes de Europa, protagonizaba un movimiento que daba, y mucho, que hablar en los medios especializados dentro del sector.

Así, el centrocampista de origen turco Gundogan, después de llevar toda una vida (prácticamente desde sus inicios) con la marca alemana adidas, abandonaba el barco alemán para incorporarse a las filas de su máxima rival, la multinacional norteamericana Nike, un movimiento que dolió especialmente en la firma alemana que había estado acompañando al jugador desde sus comienzos en el fútbol como decimos y que veía ahora como uno de sus principales puntales dentro de la Bundesliga hacía las maletas con destino a Nike.

Gudogan: el hijo pródigo vuelve a adidas



Cuatro años después, y con una carrera ya consolidada, el turco volvía a hacer el mismo recorrido pero esta vez en sentido inverso, un camino que le ha llevado de nuevo a recalar en el portfolio de embajadores de adidas para incorporarse a última hora a su última campaña de los más odiados de la firma alemana.

Su vuelta coincide con el encuentro de vuelta de octavos de final de la Champions League que enfrentará a su club, el Borussia Dortmund, con la Juventus de Turin, un escenario ideal para lograr captar la atención de los aficionados al marketing deportivo y al fútbol en general anunciando a bombo y platillo la incorporación de su último odiado: Gundogan.

Se confirma así que adidas ha puesto su punto de mira en esta segunda fila de estrellas del mundo del fútbol que pertenecen en la actualidad a Nike con un doble objetivo: ampliar su ya de por sí extenso portfolio y por otro lado debilitar, sin lugar a dudas, a su gran rival Nike, que comienza a observar con preocupación los últimos movimientos en los alemanes que le han dejado ya sin Walcott ni Gundogan.



Participa y comenta esta noticia

 
Top