• Con las principales ligas europeas en contra de su intención de disputar el Mundial de Qatar en Noviembre y Diciembre, la FIFA recurre directamente a los clubes para ponerlos de su parte

  • Para ello, ha dotado un fondo de hasta 186 millones de euros que irán destinados a compensar a los clubes que cedan a sus jugadores para el Mundial



Con las grandes competiciones nacionales europeas en contra de su última propuesta, el celebrar el Mundial de Qatar 2022 entre Noviembre y Diciembre de ese año para evitar las sofocantes temperaturas del verano qatarí, la FIFA ha tomado cartas en el asunto y lo ha hecho de una manera muy peculiar: tratando de poner a su favor a los clubes que integran esas competiciones que ahora se oponen a la propuesta del máximo organismo del fútbol mundial.

FIFA quiere a los clubes de su parte para Qatar 2022



La FIFA ha anunciado que destinará un fondo de 186 millones de euros que irán dedicados íntegramente a compensar económicamente a los clubes que cedan a sus futbolistas para el Mundial del año 2022 que se celebrará en Qatar. El hecho en sí no es nada destacable puesto que es una práctica habitual en el máximo organismo del fútbol continental, que gratifica a los clubes a los que pertenecen los jugadores que disputan el Mundial de esta manera.

Sin embargo, lo que sí llama poderosamente la atención es la cifra que destinará para el Mundial qatarí: esos 186 millones de euros suponen triplicar los apenas 63 millones con los que dotó el mismo fondo la FIFA para el pasado Mundial de Brasil.

Con las ligas en contra



Con esta decisión, la FIFA declara abiertamente la guerra total a la Asociación Europea de Ligas Profesionales, la EPFL, integrada por las principales ligas europeas que se oponen a la disputa de un Mundial de Fútbol en pleno invierno, lo que causaría un serio trastorno al normal desarrollo de sus competiciones domésticas. Hasta tal punto es así que la EPFL ha anunciado que exigirá una indemnización multimillonaria a FIFA de celebrarse finalmente el evento en estas fechas.

Sin embargo, la FIFA ha ido un paso más allá. Y ha anunciado que de esos 186 millones de euros, la EPFL no verá ni un sólo céntimo, puesto que la totalidad de los mismos irá destinada a la Asociación Europea de Clubes, la ECA, que es quien cede realmente a los futbolistas. Desde la EPFL han visto la nueva estrategia de FIFA en un descarado propósito de desprestigiar aún más a uno de los organismos que más se está oponiendo a las intenciones de FIFA de disputar el Mundial en Invierno.

En la EPFL admiten, no obstante, que la estrategia de la FIFA es acertadísima para los intereses defendidos por la organización que rige los designios del fútbol en todo el mundo: de aceptar la ECA, la EPFL es consciente que no tendría nada que hacer y debería acceder a la disputa en dichas fechas con el trastorno que ello supondría a sus competiciones locales. En FIFA quieren tener a los clubes de su parte, propietarios de los jugadores que finalmente cederán a los mismos, y para ello no le importa tener que pagar cantidades millonarias a estos clubes para conseguir su visto bueno para desesperación de las ligas donde juegan dichos clubes.



Participa y comenta esta noticia

 
Top