• El fracaso de la Premier League en la Champions viene a poner de manifiesto la deficiente explotación de La Liga como producto a nivel mundial

  • A pesar de doblar el número total de presencias acumuladas a partir de Cuartos de Final desde el año 2010 (14 españolas por 7 británicas), la Premier gestiona su producto mucho mejor que La Liga a nivel comercial



La total eliminación de equipos británicos en la ronda de Octavos de Final de la Champions League ha supuesto uno de los hechos más llamativos de esta fase de la actual edición de la máxima competición continental organizada por la UEFA, además de un aluvión de críticas de medios, sobretodo británicos, para la calidad y rendimiento de los equipos fuera de la competición doméstica. Sin embargo, la no clasificación de los representantes de la Premier League y el pase a la siguiente fase de la competición de los tres representantes que habían accedido a la ronda de Octavos procedentes de la Liga, que se convierte de este modo un año más en la que más representantes logra meter en dicha fase, sirve igualmente para llevar a cabo un análisis tan sólo propuesto por Marketing Deportivo MD y que viene a mostrar la pésima gestión a nivel comercial del producto que tiene en su manos La Liga.

La mejor liga del mundo... en lo deportivo



Es la mejor liga del mundo a nivel deportivo. Así lo manifiestan año tras años informes de cuantas consultoras emprenden el análisis desde ese punto de vista y así lo atestiguan, igualmente año tras año, el rendimiento deportivo de sus representantes en las competiciones internacionales. Centrándonos en la Champions League, y haciendo una comparativa con los representantes de la Premier League, el dominio es aplastante.

Tomando como punto de partida del análisis desde el punto de vista meramente deportivo el año 2010 y partiendo de la fase de Cuartos de Final, la presencia acumulada de representantes de La Liga en este periodo a partir de dicha ronda de la competición dobla a la que han tenido los representantes de la Premier League en el mismo intervalo: 14 presencias por tan sólo 7 británicas. Pero la comparativa es mucho más sangrante cuanto más pormenorizada la realizamos.

Así, desde el año 2010 la presencia de equipos españoles en las semifinales del torneo se dispara hasta las 9 contabilizadas (FC Barcelona en 2010; Real Madrid y FC Barcelona en 2011, 2012 y 2013 y Real Madrid y Atlético de Madrid en 2014). Si realizamos el mismo estudio desde el punto de vista británico nos encontramos con tan sólo a 3 (Manchester United en 2011 y Chelsea en 2012 y 2014).

En definitiva, un verdadero fracaso en lo deportivo para los representantes británicos que ven lejos ya aquella etapa gloriosa de la primera década de este siglo XXI, donde desde 2006 a 2009 copó de manera consecutiva por tres años seguidos, tres de los cuatro puestos de las semifinales del torneo.


7 veces menos comercialmente hablando



Y sin embargo, y a pesar de todo ello, La Liga se encuentra a años luz en lo que a gestión comercial de su producto se refiere respecto a la Premier League. ¿Cómo es posible que una liga cuyos representantes copan las fases finales de la Champions League de manera mayoritaria infravalore su producto hasta el punto de obtener 7 veces menos que la Premier League en la gestión de sus derechos televisivos?

Hace tan sólo unas semanas no se hablaba de otra cosa: la Premier League lograba vender en el mercado sus derechos televisivos por un montante global por tres años de 6.900 millones de euros. Al mismo tiempo, tan sólo unos días después, anticipábamos en Marketing Deportivo MD las bases del principio de acuerdo que en España los máximos representantes de La Liga habían alcanzado para comenzar a negociar, de manera conjunta al igual que hace la Premier, la venta de tales derechos. La diferencia, abismal: La Liga obtendrá como mucho, en el mejor de los casos, 1.000 millones de euros por sus derechos.

Pésima gestión



Desde La Liga se defendían de las críticas hacia esta enorme diferencia con un dato objetivo: los abonados a los canales de pago en el Reino Unido sobrepasaban con mucho a los que había en España: 15 millones por los apenas 4 millones que había en territorio español. Sin embargo, el argumento de su defensa se vuelve ahora en su contra a la vista del fracaso deportivo de la Premier en la Champions: ¿Qué hacen desde la Premier para que su producto logre atraer hasta 3 veces más abonados a los canales de pago que La Liga si deportivamente hablando son un verdadero fracaso en Europa año tras año?

Desde la propia Premier reconocen que tan sólo una excelente gestión en el apartado comercial en lo referente a la venta de su producto, con un estudiadísimo plan de Social Media para llevar la Premier a todos los rincones del mundo a través de las redes sociales es capaz de justificar una situación que puede comenzar a pasar factura de cara a sus compromisos, sobretodo nacionales, en cuanto a patrocinadores se refiere.

En España es más que evidente, aunque no se quiera reconocer, que el gran punto débil viene en la comercialización de su producto. Una estrategia comercial tímida que se mueve más por la propia inercia del mismo producto y de la categoría de los equipos y estrellas que la integran que por la definición del plan estratégico global de expansión en sí mismo. Sólo así puede explicarse que un producto Top a nivel mundial en lo deportivo sea un verdadero fracaso a nivel comercial. La Liga triunfa con sus clubes en todo el mundo a nivel deportivo. La Premier lo hace con su producto a nivel comercial.


Advertisement

Participa y comenta esta noticia

 
Top