• El Levante pretende obtener mucho más rendimiento de la relación que le une con la firma norteamericana y por la que no obtiene en la actualidad ningún tipo de compensación económica, al menos directamente, por su suministro



La satisfacción de la relación existente entre la multinacional norteamericana Nike y el Levante ha motivado que comience a hablarse muy seriamente de la posibilidad de prolongar una más que exitosa, hasta ahora, unión tanto para la firma como para la entidad, prolongación que ya estaría siendo objeto de estudio por parte de ambas partes a la espera de dar oficialidad al punto de partida para una renovación que, no obstante, no se prevé sencilla.

Valencia, un nuevo campo de batalla



En Agosto de 2013, Marketing Deportivo MD, en exclusiva, adelantaba los movimientos que se estaban produciendo en el seno del Valencia CF orientados a la sustitución del por entonces sponsor técnico del club, la firma española Joma, por una compañía de enorme calado a nivel internacional que ayudara a propagar la marca Valencia CF por todo el mundo.

Pero además, y de manera paralela, mientras adidas negociaba con el Valencia cuál sería la mejor manera de dar por rescindido el contrato con Joma a efectos de compensaciones e indemnizaciones a la firma española, la gran rival de adidas, la multinacional norteamericana Nike, comenzaba a moverse para no perder posición ni cuota de mercado dentro de una plaza tan importante como Valencia, y comenzaba a establecer contactos con otro equipo de la zona, el Levante, que se comenzaba a plantear muy seriamente romper el contrato que mantenía con la firma española Kelme, relación a la que le quedaba otro año más de vida, y donde, al igual que en le caso del Valencia, se comenzaba a estudiar cuál sería la manera menos gravosa de poner fin a la relación entre ambos.

Tan sólo un año después, ambas entidades anunciaban la firma de sus respectivos acuerdos con las marcas indicadas en lo que todo parecía indicar el comienzo de las hostilidades para las dos grandes rivales dentro del sector: adidas y Nike.

El Levante quiere más dinero de Nike



Con este escenario, en la entidad granota son conscientes de la necesidad que tiene Nike de mantener presencia en una ciudad donde las tres tiras de adidas comienzan a inundar poco a poco todos los rincones de la misma. Si a ello sumamos, como decimos, el alto grado de satisfacción de ambas partes en la relación que les une, todo hace presagiar que el actual contrato entre Nike y el Levante, que expira en 2016, será renovado a poco que ambas partes lleguen a un acuerdo que, por otro lado, se antoja más que posible.

Más que posible siempre que en Nike traten de acercarse a las posiciones de un Levante que pretende que la marca de Oregon incremente sensiblemente lo percibido por parte de Nike, sobretodo en la inclusión de una importante novedad: la percepción de una cantidad fija por su patrocinio.

Hasta el momento, el contrato actual implica el suministro de la indumentaria a la primera plantilla sin ninguna contraprestación económica. El resto de categorías del club gozan de un importante descuento en los precios de las equipaciones. A cambio el club se reserva el margen de beneficio que pueda obtener con la venta de camisetas oficiales, algo realmente interesante si tenemos en cuenta que las ventas de la camiseta del Levante desde que Nike es sponsor técnico se han incrementado casi un 50%, obteniendo un incremento del 35% en los beneficios procedentes de dicho sector.


Participa y comenta esta noticia

 
Top