• Con la mirada puesta en el acuerdo alcanzado por la Premier por sus derechos televisivos, acuerdo que sirve a la vez de fuente de inspiración, la Liga y los clubes comienzan a vislumbrar un principio de acuerdo a la espera de la entrada en vigor de la nueva Ley del Deporte

Advertisement


Primeros compases del mes de Febrero. El mundo del fútbol asiste asombrado a las noticias que llegan desde las islas británicas. La Premier League ha logrado colocar sus derechos televisivos para el trieno 2016-2019 por una cifra que todo el mundo dentro del sector cataloga como de auténtico récord: 6.900 millones de euros por dicho periodo, esto es, 2.300 millones de euros anuales que procederán de las dos entidades que han logrado hacerse con los mismos, las operadoras BT Sports y Sky Sports. Y mientras el mundo asiste, boquiabierto, a tamaño acuerdo, en España esperan con ansiedad la entrada en vigor de la nueva Ley del Deporte que garantiza una negociación conjunta de tales derechos, un sistema radicalmente opuesto al existente en la actualidad, y que garantizaría, en principio, un mejor reparto económico, unos mayores ingresos para los clubes y una mayor capacidad de acción y actuación para los mismos que se traduciría en una liga más igualada. Todo son ventajas... ¿o no es oro realmente todo lo que reluce?

Principio de acuerdo para la 2016/2017



La carrera en la que se ha convertido el asunto de los derechos televisivos en España a la hora de negociar un contrato lo suficientemente rentable de manera individual (el último bajo esta modalidad) para la temporada de transición 2015/2016 antes de la entrada ya en vigor del nuevo contrato de negociación conjunta ha propiciado que las operadoras traten de ganarse a los clubes para así tener un mayor argumento a la hora de negociar le nuevo contrato.

Sin embargo, como decimos, el verdadero interés estará centrado en la aprobación del Real Decreto que establecerá los términos y condiciones con los que se acudirá a la negociación conjunta de los derechos televisivos una vez entrado en vigor la citada norma, algo que todavía no ha ocurrido y esperan con ansiedad la mayoría de clubes de la Liga BBVA. A buen seguro que pronto en las casas de apuestas, como bwin.es Sports Betting, comenzaremos a ver cuáles son las probabilidades de un acuerdo sustancioso para las partes.

El fiasco de los derechos en la Liga BBVA



Pero aunque aún no hay nada aprobado, sí que existe un principio de acuerdo entre los clubes afectados a la hora de determinar cómo se negociará el nuevo contrato y los términos del reparto posterior entre los integrantes de la Liga. Y, era evidente, el modelo en el que se han inspirado desde la Liga para ello ha sido el exitoso modelo de la Premier.

Así, los porcentajes de reparto, una vez descontado el 10% que ingresarán los clubes de la Segunda División Española, serán del 50% a repartir a partes iguales; otro 25% a repartir en función de resultados y el 25% restante en función del historial de cada club, punto éste novedoso respecto a la Premier, cuyo último 25% lo reparte en función de los partidos emitidos por televisión.

Sin embargo, para aquellos que piensen que la Liga obtendrá con ello un acuerdo similar o superior a lo obtenido en la Premier, se equivocan. Para muchos, este próximo acuerdo, aunque mejora la situación actual, es un verdadero fiasco a día de hoy si se compara con el alcanzado por la Premier League, sobretodo en términos económicos. Así, con este tipo de acuerdo, fuentes cercanas han confirmado a Marketing Deportivo MD que se lograrían ingresar en torno a los 1.000 millones de euros, una cifra respetable pero en todo caso alejadísima de esos casi 7.000 millones obtenidos por la Premier League.

El gran lastre para ello, en boca de los expertos, radica en la absoluta supremacía de la Premier frente a la Liga en el apartado de abonados a las televisiones de pago en cada país. Así, mientras que en el Reino Unido el número roza los 15 millones de abonados, en España la cifra apenas llega a los 4 millones de abonados, una cuantía verdaderamente importante pero que lastra las negociaciones si tenemos en cuenta los números de la Premier League.

El nuevo acuerdo conllevará que la cifra que obtengan Real Madrid o FC Barcelona siga rondando los 140 millones de euros pero la que obtienen clubes más modestos pasen a cobrar de 18 a 40 millones de euros, una cifra que parece hasta ridícula si tenemos en cuenta que el colista de la Premier League con el nuevo acuerdo ingresará del orden de 130 millones de euros.



Participa y comenta esta noticia

 
Top