• Un tribunal mexicano condena Reebok por publicidad engañosa de sus EasyTone



Cada día que pasa es un motivo más para que los dirigentes de la planta noble de adidas se replanteen la necesidad de continuar con su filial Reebok dentro de su organigrama. Así, a sus graves problemas económicos capaces de lastrar las cuentas de adidas, se suma ahora otros de índole judicial que amenazan con perjudicar seriamente la imagen de la marca matriz, algo que podría suponer la gota que colmara el vaso de la paciencia en adidas que podría precipitar su venta en los próximos meses.

Demandan a Reebok por publicidad engañosa en México



Definitivamente, adidas no tiene (podríamos decir incluso que no ha tenido nunca) suerte (buena, se entiende) con su filial Reebok desde prácticamente sus comienzos. Adquirida ahora hace más de diez años a golpe de talonario para tratar de consolidar el proyecto alemán en los Estados Unidos y, de paso, intentar incomodar al menos a su gran rival Nike en suelo estadounidense, salvo los primeros años en los que la compañía estuvo unida a la NFL hasta hace poco (competición que perdió por irse la liga de football a Nike), Reebok se ha convertido en un auténtico calvario para la marca alemana.

Así, como decíamos anteriormente, los graves problemas económicos-financieros que arrastra Reebok han sido capaces de lastrar en más de una ocasión las cuentas alemanas, lo que ha supuesto un importante punto de inflexión en la relación entre matriz y filial, aunque si bien hay que decirlo, que las ofertas de compra que han llegado a adidas para que vendiera Reebok siempre han sido dejadas a un lado por parte de adidas. Al menos, hasta ahora.

La Corte de la Justicia de la Nación de México ha condenado a la firma alemana por publicida engañosa en una de sus zapatillas más conocidas, las EasyTone, al vender a través de sus anuncios que el producto es capaz de ofrecer hasta un 28% más de firmeza y tono muscular en los glúteos y un 11% más de fuerza en pantorrillas y tendones comparadas con otras zapatillas, algo que ni marca, ni consumidores ni especialistas han podido comprobar que realmente sea así.

Las EasyTone, un dolor de cabezas para adidas



Las conocidas zapatillas de Reebok no han supuesto otra cosa que una gran preocupación en adidas, sobretodo por los continuos escándalos en los que se ve metida su filial Reebok, las zapatillas y por ende la propia adidas como consecuencias de las mismas.

Reebok  no dudó ni un momento en apostar y mucho por este calzado. Así, hace ahora tres años y como muestra de esta decidida apuesta, fichó a la modelo Miranda Kerr para promocionar las mismas. Pero pronto vinieron los primeros reveses: también en el año 2012 las autoridades japonesas lanzaban una seria advertencia a adidas. El motivo, las prácticas abusivas y monopolistas que estaba imponiendo su filial Reebok a los distribuidores y comercios minoristas de sus EasyTone, a los que obligaba a venderlas a un precio que fijaba Reebok, impidiendo que las mismas pudieran ser objetos de rebajas o de libre disposición del precio por parte del comercio autorizado en cuestión.

Además, el origen de las rebajas venía de la imposibilidad por parte de los comerciantes asiáticos de vender estas zapatillas y cualquier otra como consecuencia del terremoto que asoló Japón en 2011, lo que dio lugar a que muchos de ellos tuvieran que ofrecer sus productos a precios muchos más baratos que los que marcaba la casa, algo que no gustó a Reebok que obligó a establecer unos precios. El asunto creó una importante crisis de reputación en adidas que ahora no están dispuestos a volver a vivir.

Ese mismo año, un tribunal norteamericano condenaba a Reebok a pagar 25 millones de dólares a los usuarios por el mismo motivo que ahora: publicidad engañosa en las EasyTone.



Participa y comenta esta noticia

 
Top