• Mientras adidas "elimina" de adidasbasketball.com todo rastro del jugador, Powerade "aprovecha" la coincidencia de la lesión de Rose con una campaña ya prevista y que estaba a punto de lanzarse en el que el argumento gira alrededor del esfuerzo y el afán de superación para alcanzar las metas, nada más apropiado para esta nueva lesión de Rose



Está en boca de todo el mundo. La nueva lesión de Derrick Rose, que en el mejor de los casos le permitirá volver para los playoffs aunque hay voces que hablan que no volverá a jugar en lo que resta de temporada, ha sido uno de los golpes más duros jamás sufrido por la multinacional alemana adidas con uno de sus embajadores. Si el análisis lo realizamos centrándonos en el mundo del baloncesto, esa aseveración queda fuera de toda duda para ser, sin duda, la mayor frustración que la marca haya vivido con uno de sus principales representantes. Ahora, con la perspectiva que da el paso de los días, traemos en Marketing Deportivo MD dos maneras diferentes de afrontar la situación del jugador: la emprendida por adidas y la llevada a cabo por Powerade, dos de sus principales embajadores.

adidas comienza a apostar por sus nuevos embajadores



Lo decíamos hace tan sólo unos días en otro de nuestros artículos al respecto: en el momento en que adidas y Derrick Rose firman su alianza, allá por el 2011, nada ni nadie parece poder convertirse en obstáculo: su límite, como decíamos entonces, estaba en el cielo. Nada ni nadie salvo las lesiones, Un continuo calvario desde entonces ha provocado que lo que parecía una carrera meteórica se haya frustrado casi definitivamente (pocos son ya los que defienden que Rose volverá a ser el que fue) y, sobretodo, ha suscitado las dudas en su principal patrocinador, adidas.

Durante todos estos años de lesiones la decisión de adidas ha sido clara: seguir apostando por el jugador, incluso lesionado, lanzando importantes campañas de activación junto al mismo para evitar que su marca quedara en el olvido de los aficionados. Así ha sido al menos hasta ahora. La última lesión, sin embargo, la sufrida hace tan sólo unos días, parece haber sido la gota que ha acabado con el ánimo de la compañía, que parece definitivamente, a la espera de nuevos acontecimientos, haber arrojado la toalla por el crack de los Bulls. Y, aunque a la espera de esos nuevos acontecimientos como decimos, los primeros pasos dados por adidas van orientados en esa dirección. Así, la web que la marca tiene dedicada a este deporte, el baloncesto (adidasbasketball.com) ha eliminado por completo cualquier rastro del que ha sido y era, hasta hace poco su buque insignia: Derrick Rose. En la web se apuesta ahora por el llamado a ser sustituto de la compañía, Damian Lillard, con el que la firma alcanzó otro sustancial contrato hace tan sólo un año para evitar su marcha a marcas rivales y, de paso, para convertirlo en el sustituto ideal por si la apuesta Rose fallaba definitivamente.

Powerade, la otra cara de la moneda



Frente a esta situación, la actuación puesta en marcha por la compañía Powerade, también patrocinadora de Derrick Rose, que ya tenía prevista una campaña de activación de dicha relación con el argumento de que ningún obstáculo es suficiente para detener las aspiraciones de alguien si los deseos, el desempeño y la capacidad con la que ese alguien lucha por ellos así lo permiten.

La campaña, como decimos, cuenta con la voz en off del rapero Tupac Shakur y ha coincidido en el tiempo con la nueva lesión del jugador, lo que ha multiplicado exponencialmente y de manera notable su efecto y su expansión. En definitiva, dos puntos de vista diferentes de actuar ante una misma situación.

La visualización del spot de Powerade con Derrick Rose sólo está disponible en nuestra nueva web MARKETING DEPORTIVO TV. Échale un vistazo al mismo siguiendo este enlace.



Participa y comenta esta noticia

 
Top