• La marca vuelve a meterse en otra polémica con aficionados británicos que criticaban que Özil hubiera abandonado Nike para fichar por adidas



En el día de ayer no se hablaba de otra cosa. La actitud de la marca alemana adidas en el Reino Unido ante un tweet enviado por un fan del portugués Cristiano Ronaldo en el que afirmaba que éste era mucho mejor jugador que Messi, provocó una oleada de reacciones en las mismas redes sociales a la contestación de la compañía al citado aficionado. Sin embargo, como veremos en el presente artículo, la acción no parece ser un mero caso aislado sino más bien fruto de una estrategia perfectamente estudiada a aplicar en el Reino Unido y que podría encuadrarse dentro de su campaña #Therewillbehaters.

Las ventajas y los peligros de las redes sociales



Nadie lo pone en duda. El potencial de las redes sociales dentro del mundo del marketing deportivo es tan grande que muy pocas firmas, entidades y marcas ponen hoy obstáculo alguno a su presencia en las mismas, conscientes de las enormes ventajas y beneficios que éstas pueden tener estando presentes en ellas.

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Y una mala interpretación de una frase, un desafortunado comentario o una reacción poco recomendable en estas redes sociales puede generar una importante crisis de reputación a la compañía que puede provocar unos efectos tan negativos a nivel de marca que le hagan recapacitar si su presencia en ellas es realmente interesante.

Uno de los últimos ejemplos es la actitud del community manager de adidas Colombia ante las críticas que recibía la marca por la indumentaria que presentó para el Mundial de Brasil 2014, no muy del gusto de los aficionados colombianos.

adidas vuelve a la carga para defender ahora a Özil



En este escenario parecía que nos movíamos con el asunto de adidas, Messi y las redes sociales en el Reino Unido. La reacción de adidas al comentario del fan de Cristiano Ronaldo parecía más bien fruto de una mala iniciativa del community manager o responsable de las redes sociales de adidas en suelo británico que podría traerle a la compañía una importante crisis de imagen y reputación. Más sin embargo, veremos que, al parecer, no es así.

Apenas unas horas después del desafortunado incidente, adidas volvía a la carga, esta vez para defender la imagen de otro de sus embajadores: el alemán Mezut Özil, jugador del Arsenal, al que otro aficionado inglés,hincha del alemán, a las pocas horas del incidente anterior, criticaba por haberse ido a adidas y haber abandonado Nike, culpabilizando en cierto modo y de una manera indirecta a la compañía alemana del mal juego desplegado por el alemán desde su llegada al Arsenal.


Pero al igual que ocurrió con el comentario anterior, adidas, lejos de dejar pasar el asunto, contestó al aficionado de la misma manera contundente que al anterior: con una imagen de Özil junto a otros compañeros en la selección alemana durante la final del pasado Mundial de Brasil festejando el título y bajo un rotundo mensaje: "Los ganadores llevan adidas".

La reiteración en este tipo de acciones por parte de adidas hace pensar que todo responda a la puesta en práctica de una nueva fase de la marca alemana en su campaña #therewillbehaters, donde con la actitud de dichos aficionados se justificaría el guión de la misma, sus jugadores son odiados y envidiados por todos, y donde la firma habría entrado en la siguiente etapa que consistiría en alimentar la misma defendiendo a sus embajadores de dichos ataques.





Participa y comenta esta noticia

 
Top