• En adidas comienzan a preocuparse por no hallar recambio a Messi dentro de la marca

  • La situación se agrava si tenemos en cuenta que en Nike ya cuentan con Neymar y con el prometedor Icardi para sustituir a Cristiano Ronaldo

Advertisement


Durante años tuvo en sus fila al Rey Midas del fútbol mundial, al jugador que era capaz de sacar tanto o más rendimiento a su imagen fuera de los terrenos de juego que sobre ellos: David Beckham. Sin embargo, el anuncio de su retirada oficial como futbolista hace tan sólo un par de años cogió de imprevisto a las grandes firmas comerciales que se afanan desde entonces en encontrar al sustituto ideal para ejercer las funciones que el británico venía desempeñando fuera de los campos de fútbol. Una de ellas, sin duda alguna, la firma alemana adidas.

Messi se queda en solitario



Durante años adidas funcionó con un dúo mágico, la combinación ideal para acaparar la atención mediática tanto dentro como fuera de los terrenos de juegos: el tándem Beckham - Messi. El primero, un grandísimo futbolista que, sin embargo, obtenía sus mejores resultados fuera de los terrenos de juego, en el apartado de la publicidad, lo que reportaba una importante suma de dinero a la marca. El segundo, el complemento ideal para adidas al británico dentro de los campos de fútbol: Messi reunía justo lo contrario que Beckham: considerado uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos, Messi pecaba sin embargo de no tener el tirón ni el gancho comercial que poseía Beckham. Y a pesar de que sus cifras siempre fueron buenas, nunca llegaron ni mucho menos, en el terreno comercial, a lo que producía y generaba Beckham.

La retirada, hace ahora casi dos años, de Beckham supuso un antes y un después en la estrategia comercial de la compañía. Se iba uno de los pilares que sustentaba su fortaleza en el fútbol y dejaba el testio, en solitario, al argentino Leo Messi, al que en la marca consideraban lo suficientemente importante y mediático a nivel mundial aunque reconocían que nunca llegaría a los guarismos del ex del Real Madrid. Buena prueba de ello es que varios meses después de retirado, Beckham seguía a la cabeza de los embajadores de adidas que más dinero cobraban de la marca, incluido el propio Messi.

Messi, sustituto de Beckham



Los alemanes rápidamente se dieron cuenta que tenían que actuar. La retirada de Beckham, además de ser un importante golpe a sus estrategias comerciales, supuso el reconocimiento implícito de que Messi, al menos comercialmente hablando, no es Beckham. En adidas se dieron cuenta que el potencial comercial de Messi, importantísimo a nivel mundial, no podía equipararse con el británico. Sin embargo, coincidieron en que, a poco que Messi mantuviera su nivel deportivo, ese pequeño déficit en su comparación con Beckham podía quedar ampliamente compensado con su papel sobre el terreno dejuego.

A partir de entonces, como era normal, la figura del británico como papel protagonista en las campañas de adidas fue dando paso a la presencia, cada vez mayor, del argentino Leo Messi, que comenzó a acaparar de este modo un nuevo rol que hasta entonces, como mucho, quedaba condicionado a su reparto con Beckham. A partir de entonces, es el argentino el que lleva la voz cantante en las campañas de la marca pero... ¿por cuánto tiempo?

Un futuro incierto



Sin embargo, en la compañía de las tres tiras son más que conscientes de la complicada situación que deben salvar. La marcha de Beckham dejó sólo a Messi como gran referente en adidas, algo que queda condicionado como decíamos anteriormente, al excelso rendimiento de Messi sobre los terrenos de juego, un riesgo que adidas ha comenzado a estudiar consciente de la presencia de unos factores que hacen, cada vez más inciertos, esta posición.

Por un lado, está la cuestión de la edad del jugador. Con 27 años (3 menos que Cristiano Ronaldo), en adidas saben que su rendimiento comercial quedará condicionado a los años (muchos o pocos) que a gran nivel pueda dar todavía Messi sobre los terrenos de juego. Mas sin embargo conocen que llegados a este punto de no retorno, la marca debe tener todo absolutamente preparado para asistir a otra transición igual de idónea a la hora de sustituir al argentino dentro de su plantel de embajadores.

adidas no encuentra recambio a Messi



El sector de los brands ambassadors se dispone a vivir, en los próximos meses, una serie de movimientos sumamente atractivos e interesantes para el aficionado. Y para entenderlo, debemos analizar, siempre que está adidas en juego, la posición de su gran rival.

A Nike le ocurre otro tanto de lo mismo en su plantel de embajadores. Su gran buque insignia, su principal embajador a nivel mundial en el fútbol, Cristiano Ronaldo, también encara, al igual que el argentino, la recta final de su carrera, lo que podría llevarle a un serio aprieto como en el que se encuentra en la actualidad adidas. Y sin embargo, en Nike respiran. En su plantel de embajadores tienen al que está llamado a ser el nuevo Rey Midas del fútbol mundial, aquel que será capaz de convertir en oro todo lo que toque a nivel comercial y sobre el que, de manera disimulada (o quizás ya no tanto) poco a poco van focalizando las estrategias comerciales de la compañía en detrimento de Cristiano Ronaldo. Hablamos del internacional brasileño Neymar, que más pronto que tarde, tomará las riendas dentro de Nike en lo que a asuntos de embajadores se refiere.

Sin embargo, adidas no lo tiene tan fácil. A pesar de que el argentino es tres años menor respecto al jugador portugués, la marca alemana no tiene un sustituto idóneo tal y como lo tiene Nike con Neymar Jr, para hacer frente a la posible recta final de Messi. Y no sólo eso, sino que no logran encontrarlo. La marcha de Beckham encendió todas las luces de alarma en adidas para hallar al que tomaría el relevo de Messi cuando éste se retirara o su luz comenzara a pagarse a nivel comercial. Y desde entonces en adidas andan a la búsqueda y fichaje del nuevo astro del fútbol mundial. De ahí que la insistencia de Nike con Neymar tuviera en su momento una importancia mucho mayor de la que entonces en el sector se alcanzaba a vislumbrar.

Para colmo de males, adidas dejó escapar hace tan sólo unos meses al que está llamado a ser uno de los grandes aspirantes al trono de Beckham, Ronaldo y compañía: el internacional argentino del Inter de Milan, Mario Icardi. Con apenas 22 años, cuenta con un rendimiento deportivo casi tan importante como su campo de actuación fuera de los terrenos de juego: se ha convertido en la imagen global más importante de su actual club, el Inter de Milan. Es el jugador que más camisetas vende y el más demandado por los patrocinadores del club para sus campañas comerciales, tanto es así, que sus ingresos por publicidad triplican lo que obtiene como ficha en el Inter. Y sin embargo, adidas lo dejó escapar a su gran rival Nike, que se hizo con él a golpe de talonario para convertirlo en su gran referente en Italia.

adidas tiene un problema en el medio plazo y no sabe como resolverlo. Y mientras en Nike aumentan los candidatos a sustituto de Cristiano Ronaldo dentro de la marca, en adidas siguen sin encontrar recambio a Messi.


Llévate la Guía Gratuita 6 Ebooks sobre el Mercado de Divisas

Participa y comenta esta noticia

 
Top