• El internacional sueco del PSG rechaza un acuerdo de 3 millones de euros que le ponía encima de la mesa PokerStars para convertirlo en su nuevo embajador



Tienen en su portfolio a deportistas y ex deportistas de la talla de Rafa Nadal o Ronaldo. Más sin embargo, el último intento de una de las casas de apuestas más importantes del mundo, PokerStars por hacerse con uno de los jugadores de fútbol más mediáticos del planeta, ha sido nulo.

Una estrella deportiva y comercial



Es uno de los mejores futbolistas del mundo. Las marcas comerciales se disputan su presencia en sus portfolios de embajadores, para lo cual no dudan en poner encima de la mesa importantes sumas de dinero con el objetivo de incorporar a los mismos al jugador y en la actualidad protagoniza una de las disputas más destacadas del sector de la ropa deportiva con el duelo que mantienen Nike y adidas por tener al mismo dentro de sus representantes: la una por retenerlo y la otra por arrebatárselo a su gran rival, con permiso siempre de terceras firmas como Puma.

Todo ello han supuesto atractivos suficientes para que la importante casa de apuestas PokerStars se fijara como uno de sus más prioritarios objetivos la llegada del sueco a su equipo de embajadores, para lo cual puso encima de la mesa de los representantes del internacional del PSG una suma de dinero lo suficientemente importante como para haber convencido a cualquier otra rutilante estrella.

A Ibra no le gusta el Poker



Sin embargo, lo que menos esperaba la compañía era, precisamente, la respuesta obtenida por parte del sueco: un "No" de casi tanta envergadura como la oferta que puso hizo llegar PokerStars a sus representantes: un contrato de 3 millones de euros, aunque algunas fuentes señalan que, ante la negativa del jugador, la marca llegó a poner encima de la mesa una cifra cercana a los 4 millones de euros.

A pesar de todo, ninguna de las tentativas fue lo suficientemente persuasiva como para llegar a convencer al jugador sueco que negó, una y otra vez, los intentos de la compañía por incorporarlo a su plantel de embajadores. Los 18 millones de euros que percibe el jugador en la Ligue 1 de su equipo, el PSG, parecen dotarle de la solvencia económica suficiente como para permitirse el lujo de rechazar contratos que, por muy sustanciosos que puedan ser, no le convenzan por cualquier motivo.

Ibrahimovic es embajador de marcas como XBOX One o Volvo, acuerdos por los que percibe importantes beneficios. Ante la negativa, PokerStars ya trabaja para lograr incorporar a una estrella de la importancia del sueco que venga a sustituir la negativa del internacional del PSG.

Participa y comenta esta noticia

 
Top