• El Chelsea se cansa de esperar a Turkihs Airlines y anuncia por sorpresa la llegada de Yokohama como nueva patrocinadora de la camiseta blue

  • La entidad asiática abonará 40 millones de libras anuales, alrededor de 55 millones de euros, por los cinco años que durará la relación



Estaba llamado a ser uno de los contratos de patrocinio más importantes de toda Europa a la vez que un importantísimo movimiento dentro del sector cuya repercusión y notoriedad mediática, dado el calado de la entidad a la que afectaba, ya constituía de por sí un importante ROI para la marca en cuestión. Pero los últimos acontecimientos, adelantados en exclusiva hace ahora algo más de un mes han dado al traste con una operación para la que el club protagonista ha encontrado ya sustituto: el Chelsea ya tiene quién ocupe el lugar de Samsung la temporada que viene.

El Chelsea y Turkish Airlines tensan su relación



Hace ahora poco más de un mes desde Marketing Deportivo MD informábamos en exclusiva de las novedades que en relación a las negociaciones puestas en marcha entre el Chelsea británico y la compañía Turkish Airlines, novedades que se sucedían con absoluta rapidez y en las que pronto se comenzó a hablar de cantidades cercanas a los 25 millones de euros como contraprestación de la aerolínea turca al club británico, en todo caso, superior siempre a los 22 millones que le abonaba Samsung, que recordemos finalizará contrato a la conclusión de la presente temporada. Tan por seguro se daba que incluso se hablaba de que antes de las pasadas Navidades el club anunciaría a Turkish Airlines como nuevo patrocinador. Y sin embargo, las cosas no iban tan bien como aparentaban.

Lo que en principio debía ser una balsa de aceite en cuanto a negociaciones se refiere, con las posturas conocidas por ambas partes, comenzó a enconarse desde las primeras reuniones a las que asistieron las partes y en las que el Chelsea exigió una cifra que rondaría más de 30 millones de euros anuales para convertirse en el segundo club mejor pagado por este tipo de patrocinio de toda la Premier League.

Las nuevas pretensiones del club cogieron de improvisto completamente a los representantes de la aerolínea que no esperaban una reacción como la expuesta por el club y que provocó que en las pasadas Navidades, cuando lo que debía de anunciarse era la nueva alianza entre las partes, se dieran por estancadas las negociaciones hasta nuevo aviso o reconsideración de sus respectivas posturas por parte de cada una de las partes.

El Chelsea se cansa de Turkish Airlines y anuncia a Yokohama como nuevo patrocinador



Pero ese nuevo aviso nunca llegó. Y en lugar de ello, la compañía aérea adoptó una postura pasiva al respecto confiada de que pocas firmas estarían en disposición a poner encima de la mesa una cifra como la que pretendía el club. Por su parte, el Chelsea poco a poco comenzó a impacientarse por la postura de indiferencia de la compañía y comenzó a buscar, de manera paralela, una alternativa suficientemente interesante desde todos los puntos de vista que permitiera al club cerrar, cuanto antes, el nuevo patrocinador para su camiseta, consciente de que el paso del tiempo era un imporatnte elemento en contra para los intereses de la entidad, que necesitaba concretar un acuerdo con una entidad lo antes posible para lograr la mejor operación para el club británico.

Y esas negociaciones paralelas parecen haber dado resultado. Así, el Chelsea se ha cansado de Turkish Airlines y ya ha llegado a un acuerdo con la compañía Yokohama para convertirla en nueva patrocinadora oficial de la camiseta del conjunto británico a cambio de una cifra que rondaría los 40 millones de libras, o lo que es lo mismo, más de 55 millones de euros anuales, una cifra muy por encima de lo que daba Turkish Airlines y, de cualquier modo, muy superior a las expectativas planteadas por el club respecto a los ingresos a obtener a través de este tipo de patrocinio comercial.

El nuevo acuerdo tendrá una vigencia de 5 años y convertirá a la camiseta del Chelsea en la segunda mejor pagada del mundo tras la del Manchester United, que obtiene 47 millones de libras anuales por su acuerdo con Chevrolet, alrededor de 65 millones de euros.

Participa y comenta esta noticia

 
Top