LeBron James con los Cleveland Cavs
  • Un fuerte rumor recorre estos días las calles de Cleveland sobre la posibilidad de que LeBron James ponga fin a su relación con el equipo a finales de esta misma temporada



Durante estos días un rumor cada vez mayor recorre las calles de Cleveland, un rumor que habla del faro guía de la ciudad, del hijo pródigo que una vez se fue y que volvió para ser recibido, nuevamente, con los brazos abiertos, un rumor que vuelve a sembrar de dudas al aficionado (y al que no lo es) al baloncesto en la ciudad acerca del futuro del mejor jugador de baloncesto de la NBA: LeBron James, "su" LeBron James. Y mientras en el resto de los Estados Unidos, y del mundo, los fans se preparan para un nuevo Fin de Semana de las Estrellas, en esas calles de Cleveland la incertidumbre acerca de la continuidad de LeBron o no en los Cavs la próxima temporada va dejando de ser un mero rumor para ir adquiriendo status de noticia, lo que ha inundado la ciudad de posiciones encontradas respecto a la posición del jugador.

LeBron y su vuelta a Cleveland



Cuando a finales de la temporada pasada el cuatro veces nombrado MVP de la NBA deshojó la margarita de su destino anunciando su marcha de los Heat para volver a la ciudad y a la franquicia que le vio debutar en la NBA, los Cleveland Cavaliers, pocos fueron los que se pararon a hacer un análisis en profundidad de los motivos que llevaron al jugador a adoptar una decisión que en muchos círculos del sector no se llegaba a entender del todo.

LeBron era el jugador franquicia no ya de los Heat sino de toda la NBA en su conjunto, con ofertas de las mejores franquicias de la NBA para acabar recalando en ellas y sin embargo, decidió optar por una franquicia que ni siquiera entró en los playoffs y que para encontrar su mejor resultado en los últimos años había que remontarse a la temporada 2009/2010, con una eliminación en las semifinales de conferencia. ¿Qué había llevado al jugador a decidirse por Cleveland? El argumento de una decisión fundamentalmente sentimental, volver a la franquicia que le dio la oportunidad de debutar en la NBA fue el motivo más esgrimido en los análisis que comenzaron a realizarse desde ese momento, aunque ahora vemos que quizás no fueran sólo esos los verdaderos motivos que llevaron al jugador de nuevo a los Cavs.

¿Se la ha jugado LeBron a los Cavs?


El anuncio de su vuelta cayó como un verdadero maná del cielo para la ciudad de Cleveland, que se frotaba las manos, y no sólo deportivamente hablando, por el acontecimiento. La vuelta de LeBron a los Cavs tendría un impacto económico valorado en más de 500 millones de dólares en la ciudad, los negocios y empresas ya se frotaban las manos y, es evidente, que en la franquicia, su impacto se traduciría en nuevos patrocinadores y nuevas formas de ingreso para la misma.

Sin embargo, no siempre es oro todo lo que reluce, y el rumor de que la estancia de LeBron en Cleveland puede ser mucho menor de lo que en principio habría cabido pensar comienza a ganar enteros entre una desanimada población que ve, cada vez más, con más tintes de realidad el riesgo de volver a vivir una marcha de LeBron. Así, en los medios de comunicación de la ciudad estos días no se habla de otra cosa que de los supuestos planes de LeBron para su futuro, unos planes que ponen en solfa los motivos argumentados en su momento para justificar el regreso del crack a los Cavs y que vienen a poner a las claras cuáles han sido los verdaderos motivos de su decisión, una decisión por otro lado que formaría parte de un estudiado plan de LeBron y de sus representantes y que ha llevado a la afición de Cleveland a plantearse una pregunta: "¿Se la ha jugado LeBron a los Cavs"?

Agente libre a final de temporada


Según la información de esos medios, el jugador tendría más que decidido no renovar su vinculación a final de temporada con Cleveland y convertirse, nuevamente, en agente libre, una decisión que bien podría fundamentarse en los resultados deportivos de la franquicia pero que responde, como veremos, a un plan mucho más elaborado y planificado por LeBron incluso antes de su llegada a los Cavs. El contrato de LeBron con Cleveland fija entre sus cláusulas una vinculación de dos temporadas por 42,2 millones de dólares. Pero el mismo escondía algo que en el resto de franquicias interesadas no le daban: un trade kicker, una bonus extra de una comisión del 15% de lo que le resta de contrato que el jugador recibiría en el supuesto de ser traspasado con el objetivo de dar una ventaja a LeBron en futuras negociaciones.

O dicho de otra manera: si LeBron abandonaba los Cavs, el jugador, aparte de su ficha en la nueva franquicia, recibiría un 15% de comisión por su traspaso. Pero, ¿por qué iba a querer James abandonar Cleveland a finales de esta temporada? Por una cuestión meramente económica. La decisión de LeBron de renunciar al año que le queda en los Cavs y negociar un nuevo contrato le reportaría un ingreso extra de 1,5 millones de dólares más de lo que cobraría si se mantuviera en Cleveland. Y todo con un punto clave en el horizonte: el nuevo contrato de televisión que entra en vigor en el año 2016.

Ese nuevo contrato de televisión prevé un incremento notable del límite salarial lo que traducido sería la posibilidad de los jugadores de negociar fichas más altas en sus equipos, algo que en el caso de LeBron James, se traduce en muchos millones de dólares. Así pues, la jugada le habría salido redonda. Su llegada a los Cleveland con esa cláusula le permitirá que el año próximo, en caso de firmar un nuevo contrato, obtenga un millón y medio más de dólares de lo que en la actualidad cobra en los Cavs asegurándose, además, de tener las manos libres en la temporada siguiente, con un previsible incremento del límite salarial, para firmar el que puede ser el mayor contrato de su vida en lo que resta de su carrera.

Y mientras los medios de comunicación llevan a cabo estos análisis, el resto de la ciudad se plantea una y otra vez la misma pregunta "¿Nos la ha jugado LeBron?".

Participa y comenta esta noticia

 
Top