• Nike decide relevar al hasta ahora responsable financiero de la entidad Donald Blair

  • Blair deja un incremento en el último año del 9% con respecto a las ventas del año anterior hasta alcanzar un beneficio neto de casi 2.400 millones de euros



Este comienzo de año 2015 está siendo especialmente convulso dentro de las hasta ahora grandes dominadoras del mercado de la ropa deportiva. Así, la enredada situación que se vive dentro de la multinacional alemana adidas, con sustituciones en departamentos claves, huídas de creativos con destino a su gran rival y con la apertura de un nuevo proceso de selección para la búsqueda de un nuevo CEO tras la renuncia de Herbert Hainer a prorrogar su actual vinculación cuando finalice en 2017 su actual periodo, no es una situación exclusiva de la firma de las tres tiras. En su gran rival Nike las aguas tampoco parecen bajar demasiado tranquilas.

Dos grandes en apuros



En los últimos días las noticias procedentes de las dos grandes firmas de ropa deportiva, otrora grandes dominadoras del sector pero que en los últimos años han comenzado a ver como incipientes y prometedoras firmas van acaparando cada vez mayor cuota de mercado en detrimento de las suyas propias, han dejado una situación realmente anómala dentro del mismo.

A la preocupante situación que se vive dentro de la multinacional alemana adidas, con movimientos a todos los niveles cuyas consecuencias nadie puede calibrar en el momento actual el alcance y consecuencias que tendrán en el corto y medio plazo, se unen ahora otra serie de movimientos igualmente importantes dentro de su gran rival Nike que han llevado a todo el mundo dentro del sector a preguntarse qué es lo que realmente está ocurriendo dentro de las dos gigantes de la ropa deportiva.

Nike releva a su departamento financiero


Así, si las últimas noticias procedentes de adidas, concernientes a los movimientos iniciados en la compañía para encontrar a un sustituto a su actual Consejero Delegado, Herbert Hainer, las que llegan de su gran rival Nike a buen seguro que no calmarán los nervios de los inversores de la marca de Oregon.

La multinacional norteamericana ha anunciado hace tan sólo unos días el nombramiento de un nuevo jefe de su departamento financiero que vendrá a sustituir a Donald W. Blair, hasta ahora máximo responsable de este apartado dentro de la firma. Su sustituto será un hombre de la compañía, el vicepresidente financiero de Nike, Andrew Campion.

No será este el primer cargo por el que pasa Campion desde su llegada a Nike allá por el año 2007. Así, el nuevo respondable ha pasado por diferentes puestos, siempre dentro de su departamento de finanzas después de llegar a la firma procedente del universo Disney, donde estuvo entre 1996 y 2007.

La decisión ha cogido por sorpresa a muchos dentro del sector, sobretodo después de que Blair lograra triplicar las ventas de Nike en los años en los que ha ocupado el cargo, puesto al que llegó en 1999. Blair dejará el puesto el próximo mes de octubre. Deja como herencia un beneficio neto de 2.365,9 millones de euros en el ejercicio 2014, un 9% superior al año anterior.


Participa y comenta esta noticia

 
Top