Los tatoos de Zlatan luchan contra el hambre
  • El jugador sueco mostró durante el último encuentro ante el Caen su cuerpo tatuado tras marcar uno de los goles del equipo

  • El gesto propició que fuera amonestado con tarjeta amarilla lo que provocará que el jugador no pueda jugar el próximo encuentro liguero ante el AS Monaco



El pasado fin de semana ocurrió un hecho que no paso inadvertido prácticamente para nadie aunque en ese momento ningún aficionado o especialista fue capaz de dar una explicación lógica a lo que estaba viendo: durante el encuentro que enfrentó al Caen contra el PSG de la liga francesa, la Ligue 1, el sueco Zlatan Ibrahimovic, tras anotar uno de los tantos de su equipo, se despojó de la camiseta dejando lucir su cuerpo tatuado. El hecho en sí provocó la incomprensión de cuantos estaban viendo el partido, toda vez que dicho acto le costó al delantero del PSG la consiguiente amonestación con tarjeta amarilla por parte del colegiado y las críticas de los medios de comunicación deportivos congregados en el encuentro, que veían en el gesto un acto más de la rebeldía de la que cada cierto tiempo suele hacer gala el jugador. Ahora, apenas un par de días después de dicho acto, se conocen los verdaderos motivos por los que Ibrahimovic actuó de esa manera.

Los tatoos de Zlatan luchan contra el hambre



En más de una ocasión se ha criticado abierta y duramente el mundo irreal en el que viven las grandes estrellas del deporte: un mundo donde la fama y la popularidad brillan hasta cegar cualquier otro resquicio de la realidad en la que viven el resto de seres humanos y que, muchas veces, da la sensación de situar al protagonista de turno en una situación completamente ajena a la vida y problemas reales de la sociedad.

Sin embargo, en otras muchas ocasiones existen gestos, actos, puestos en marcha por estas estrellas que marcan que la realidad de muchas personas, los más necesitados, es también su realidad y que desde su posición tratan de convertirse en altavoces humanos para luchar contra la situación que viven. La última prueba de ello, la puesta en marcha por el sueco Zlatan Ibrahimovic.

Muy probablemente todos aquellos medios que criticaron duramente el gesto del jugador sueco de desprenderse de su camiseta tras anotar uno de los goles del PSG en su encuentro ante el Caen, que le costó la tarjeta amarilla al delantero, ahora estén, quizás, arrepintiéndose de dichas críticas. Sobretodo después de conocer los motivos que llevaron al jugador a actuar así.

Al desprenderse de su camiseta, el jugador dejó al descubierto su torso completamente tatuado en una acción que fue ampliamente comentada por los medios y que, además, se convirtió como decimos en objeto de críticas por parte de muchos de ellos, que vieron en la actuación de Ibrahimovic un acto de vanidad que, además, le costó la tarjeta amarilla.

Tan sólo unos días después, se han conocido los verdaderos motivos del proceder del jugador. El delantero se había tatuado con tinta temporal el nombre de más de 50 personas que pasan hambre en el mundo para denunciar la situación de los más de 800 millones de personas que viven en La Tierra con escasez de alimentos dentro de una campaña del Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas. En un mundo tan sumamente profesionalizado y donde, como decimos, las estrellas del deporte parecen ajenas a la realidad, la actuación de Zlatan Ibrahimovic adquiere una importante relevancia, más si cabe después de saber que la tarjeta amarilla vista por el jugador por este lance le impedirá disputar el siguiente encuentro de su equipo ante el AS Monaco por sanción.

La visualización del spot de Manos Unidas con Zlatan Ibrahimovic sólo está disponible en nuestra nueva web MARKETING DEPORTIVO TV. Échale un vistazo al mismo siguiendo este enlace.

Participa y comenta esta noticia

 
Top