El impacto económico del Mundial de Rugby superará los 2.700 millones
  • La International Rugby Board ya ha comenzado a realizar una primera aproximación acerca del impacto económico que generará el Mundial de Rugby del próximo mes de septiembre

  • La IRB estima que el mismo generará un impacto en la economía de los países organizadores de más de 2.700 millones de euros



Hace tan sólo unos días anunciábamos la llegada de un nuevo patrocinador oficial a la Rugby World Cup 2015, el Mundial de Rugby que tendrá lugar en este año en tierras británicas. Y aunque aún quedan varios meses hasta la disputa del mismo, ya se han comenzado a realizar las primeras valoraciones acerca de la repercusión económica que la puesta en marcha de un evento de estas características tendrá en los países organizadores, recordémoslo, Inglaterra y País de Gales.

No sólo fútbol



Aunque es más que evidente que existen otros deportes y aunque económicamente hablando no se pueden llevar a cabo comparaciones entre los campeonatos mundiales de los mismos con la repercusión, notoriedad y exposición mediática de un Mundial de Fútbol, la disputa de campeonatos análogos en deportes como el rugby va teniendo cada vez un mayor impacto, sobretodo en los países organizadores del evento, con un fuerte arraigo de este deporte entre la afición.

Así, y aunque sólo se llevan disputadas siete ediciones anteriores, la Rugby World Cup es un torneo cada vez más consolidado que poco a poco va ganando protagonismo entre los aficionados, lo cual se traduce en un mayor interés para las marcas y firmas comerciales que llevan a cabo importantes alianzas para unirse al evento, como ha sido el caso reciente de Toshiba, uno de los últimos patrocinadores oficiales en sumarse al acontecimiento.

El impacto económico del Mundial de Rugby superará los 2.700 millones



Así, de un tiempo a esta parte, el Mundial de Rugby ha ido adquiriendo la importancia mediática y notoriedad suficiente a nivel global como para que sus resultados económicos comiencen a ser evaluados de manera pertinente por los organizadores, en la mayoría de los casos, con un indudable éxito.

En relación a ello, con un deporte de mucha aceptación en los países de habla inglesa, esta octava edición, a celebrar como decimos en Inglaterra y País de Gales del 18 de septiembre al 31 de octubre próximos, tendrá un importante impacto sobre las economías de los organizadores que ya ha sido valorado por la International Rugby Board en una primera aproximación en alrededor de 2.700 millones de euros.

Esa notoriedad mediática y esa repercusión a nivel mundial que va adquiriendo el acontecimiento en cada nueva edición que se celebra, ha sido más que suficiente para que las grandes marcas y compañías mundiales comiencen a interesarse por el evento. Firmas como Toshiba, Coca Cola, Heineken, Canon, Land Rover, MasterCard, Société Générale, Emirates o DHL son algunos de los grandes patrocinadores del campeonato. Sólo con ellos y con los derechos de televisión, la International Rugby Board espera obtener más de 300 millones de euros, todo un logro que viene a demostrar la cada vez mayor aceptación que este deporte y este torneo tiene entre los aficionados.

Participa y comenta esta noticia

 
Top