• El club ya tiene en sus manos la valoración encargada a la consultora IMG para determinar el valor comercial de su camiseta: un mínimo de 40-50 millones de euros

  • El Barcelona, sin embargo, deberá tener el nombre de la compañía que sustituya a Qatar antes de Septiembre de este año a pesar de que la relación con Qatar Airways no finaliza hasta Julio de 2016



El club azulgrana se aferra al informe presentado por una de las consultoras más prestigiosas del mundo especializada dentro del sector, IMG, que asegura que la entidad catalana tiene suficientes argumentos para pedir a la firma que quiera ocupar el lugar que ahora mismo ocupa Qatar una cifra cercana a los cincuenta millones de euros.

40 ó 50 millones de euros mínimo



Dentro del mundo del fútbol dos hechos han supuesto una auténtica revolución dentro del sector del marketing deportivo. Y en ambos, el protagonista es el mismo. Por un lado, el descomunal acuerdo alcanzado por el Manchester United con la multinacional alemana adidas, que reportará al club británico una cifra cercana a los 100 millones de euros anuales durante los diez años que durará su relación, y cuyas consecuencias dentro del sector nadie puede prever a día de hoy.

Por otro lado, el acuerdo alcanzado también por la entidad británica, el Manchester United, por el patrocinio comercial de su camiseta. Así, la alianza acordada con Chevrolet por el que la firma norteamericana desembolsará una cifra cercana a los 65 millones de euros anuales ha supuesto un antes y un después para las negociaciones del resto de clubes para las firmas interesadas.

Hoy mismo traemos en esta edición de Marketing Deportivo MD el acuerdo alcanzado por el Chelsea con la firma Yokohama a cambio de 55 millones de euros anuales. Todo ello en su conjunto ha llevado al FC Barcelona a valorar el patrocinio comercial de su elástica en un mínimo que rondaría, según la consultora IMG, entre los 40 y 50 millones de euros al año, cifra de la que debería partir toda firma interesada en sponsorizar al club azulgrana.

No a Qatar pero con matices


Lo que tiene muy claro la entidad azulgrana, en boca de su vicepresidente Javier Faus, es que la entidad no renovará con Qatar, actual inquilino de la camiseta azulgrana, si el socio no quiere que Qatar Airways siga en la camiseta. Y cuando dijo que no renovará incluyó también la no observación del derecho de tanteo que tiene Qatar sobre el contrato actual para continuar vinculado a la entidad.

De cualquier manera, Faus también quiso romper una lanza a favor sus socios árabes afirmando que le parecía de hipócrita que se criticara al FC Barcelona por tener a Qatar como patrocinador por las acusaciones que sobre el emirato árabe se ciernen de su vinculación con el terrorismo islámico, y luego se ignore dicha alianza en firmas como Vueling o Seat, con importante porcentaje de capital qatarí en su accionariado.

Sin tiempo para negociar


Sin embargo, esa cifra a la que se quiere aferrar el cuadro azulgrana como punto de partida tiene un importante punto débil que las marcas y compañías interesadas sabrán explotar: el paso del tiempo. El contrato con Qatar no finaliza hasta la conclusión de la temporada 2015/2016. Más aunque parezca que hay todo un año para negociar tranquilamente el acuerdo con la compañía interesada, el aficionado neófito en estos temas se equivoca.

El nuevo presidente del FC Barcelona que llegue tras las elecciones del próximo mes de Junio apenas contará con dos meses para negociar con la marca que estará presente en la camiseta azulgrana a partir de la temporada 2016/2017. ¿Y por qué tan sólo 2 meses? Por una cuestión logística relacionada con su sponsor técnico, la firma norteamericana Nike. La marca de Oregon debe conocer en Septiembre de este mismo año, como muy tarde Octubre, el nombre de la firma comercial que debe estampar en el pecho de la camiseta. Cualquier retraso al respecto generaría a la compañía estadounidense, y por ende a la entidad azulgrana, unas pérdidas irrecuperables valoradas en millones de euros.

El Barcelona ya sabe el precio de salida del cual partir para exigir a las firmas comerciales interesadas en patrocinar la camiseta del club. Sin embargo también es consciente que según vayan pasando las semanas, ese punto de partida se irá depreciando ante la necesidad de la entidad azulgrana de contar con el nombre de la marca comercial finalmente elegida para tener listas las camisetas de la temporada 2016/2017 ya en el mes de septiembre/octubre de este mismo año.


Participa y comenta esta noticia

 
Top