Lance Armstrong deberá indemnizar a SCA Promotions por su dopaje
  • Armstrong deberá indemnizar por daños y perjuicios a una aseguradora que le estuvo abonando más de 7,5 millones de dólares en primas por sus triunfos en el Tour de Francia



Febrero del año 2013. Hace tan sólo unas semanas que el norteamericano Lance Armstrong, siete veces campeón del Tour de Francia, reconocía públicamente que durante largos años llevó a cabo un sofisticado sistema de dopaje en su persona que le permitió rendir, deportivamente hablando, a un nivel superior del que podía y que el hecho en sí le ayudó a hacerse con importantes torneos a nivel internacional. Aquellas afirmaciones, de desgraciadas consecuencias para el ciclista tejano, siguen trayendo hoy repercusiones en la figura del norteamericano.

75 millones en pérdidas de patrocinios y una demanda



Así, en una de las entrevistas que pasará a la historia dentro del mundo del deporte, el norteamericano reconocía a Oprah Winfrey que durante años había estado dopándose para conseguir sus fabulosos resultados a nivel deportivo y que su reconocimiento de aquellos hechos le iba a suponer perder alrededor de 75 millones de dólares en concepto de patrocinadores que tenían asociada su marca a la del norteamericano y que comenzaron rápidamente a desvincularse del ciclista.

Sin embargo, no quedaron ahí todos los castigos para el siete veces vencedor del Tour de Francia. Así, una aseguradora, SCA Promotions, por aquel entonces ya presentó una demanda contra el ex ciclista ante un tribunal de Dallas en la que reclamaban al norteamericano la devolución de 12 millones de dólares que la misma le pagó por los siete triunfos conseguidos en el Tour, cantidad que podía desglosarse en más de 7,5 millones de dólares en primas por la consecución de tales títulos además de otros 5 millones de dólares en concepto de daños, perjuicios y costes legales.


La justicia le da la razón a la compañía



La aseguradora comenzó el proceso de solicitud de reintegro en el año 2005, cuando surgieron las primeras dudas y acusaciones de dopaje en torno al norteamericano, aunque no fue hasta el mes de enero de 2013 cuando la compañía comenzó a apremiar al ciclista para que hiciera frente a dicha deuda. En el año 2006, la compañía y el ciclista llevaron a cabo un acuerdo extrajudicial por la que la aseguradora recibió 5 millones de dólares más otros 2 en concepto de indemnización. Sin embargo, la nueva perspectiva surgida tras el anuncio de Armostrong reconociendo su dopaje motivaron que presentaran una nueva demanda ante los tribunales, demanda que éstos han tenido a bien estimar.

De este modo, esos tribunales han considerado lícito la observancia de la demanda interpuesta por la compañía y han condenado al ex ciclista a la obligación de indemnizar a la compañía con una cifra cercana a los 10 millones de dólares en concepto de devolución de primas ya abonadas además de daños y perjuicio.


Participa y comenta esta noticia

 
Top