Florentino Pérez en la presentación del proyecto de reforma del Bernabéu
  • El Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspende la reforma del Santiago Bernabéu

  • Desde el club blanco se reconoce que tendrán que negociar con Comunidad Autónoma y Ayuntamiento si quieren sacar el proyecto adelante



Un verdadero mazazo. Así se reconoce en la planta noble del Santiago Bernabéu. La decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de suspender de manera definitiva la remodelación del proyecto del Santiago Bernabéu, uno de los pilares básicos del mandato de su actual presidente, Florentino Pérez, que ve en este auto un nuevo obstáculo para retrasar, aún más, un proyecto faraónico valorado en millones de euros.

Los tribunales echan abajo la reforma del Bernabéu



El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado el Acuerdo del 15 de noviembre de 2012, dictado en su momento por el Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid, y que aprobaba la modificación puntual del Plan de Ordenación Urbana de Madrid que afectaba directamente al Real Madrid.

Con dicha anulación se viene a paralizar, aunque desde el club confían en que no sea más que un retraso un proyecto que ya desde sus inicios contó con la oposición de la plataforma Ecologistas en Acción, que fueron los primeros en denunciar graves irregularidades en el proyecto de ampliación del estadio Santiago Bernabéu, para el que incluso presentaron un recurso ante la justicia contra dicho plan merengue.

Ahora, con el auto del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid ya en firme, desde el propio Real Madrid reconocen, en una escueta nota publicada en su página web, que será necesario trabajar de manera conjunta con el Ayuntamiento y la Comunidad para subsanar aquellos aspectos que evitan en la actualidad el desarrollo del proyecto de reforma del coliseum blanco para que hagan viable el mismo.


Unas obras de 400 millones de euros



La reforma del estadio Santiago Bernabéu es uno de los grandes proyectos del actual presidente madridista, la joya de la corona de su mandato conjuntamente con la apertura del Parque de Atracciones blanco en suelo árabe, proyecto que también ha pasado por un largo periodo de letargo del que ahora parece haber comenzado a desperezarse.

Las obras del nuevo Bernabéu cuentan con un presupuesto que oscilaría en torno a los 400 millones de euros, una cifra para la que el club blanco ha tenido que recurrir a la cesión de la gestión de los derechos de naming rights del estadio a marcas comerciales interesadas en dar el nombre (en este caso apellido) al feudo blanco, una carrera en la que ha obtenido la victoria el grupo petrolero árabe IPIC, que como ha reconocido de manera indiscreta el propio Florentino Pérez en conversaciones privadas grabadas por las cámaras de televisión, será el encargado de dar nombre al nuevo estadio madridista. 

Pero, ¿afectará esta decisión de los tribunales al acuerdo del Real Madrid con IPIC? Recordemos que uno de los puntos fuertes del mismo es el naming del estadio, utilizado por el Real Madrid como principal argumento de captación de nuevas firmas para unirse al proyecto. Y aquí radica precisamente el problema: el atractivo del patrocinio (ya de por sí unirse al Real Madrid lo era) radicaba en la construcción de un nuevo estadio cinco estrellas con el que el club blanco se auparía a la cabeza de estadios vanguardistas en el fútbol mundial, un punto de partida que ahora puede quedar en entredicho si definitivamente no logra salvarse este nuevo obstáculo. ¿Repercutiría ello en el acuerdo con IPIC?

Participa y comenta esta noticia

 
Top