• adidas se anota el primer tanto en el Seis Naciones de Rugby que comienza hoy con la camiseta roja de Francia que ya ha generado un fuerte debate entre defensores y detractores en las redes sociales galas



El triunfo de Francia (y adidas) en el último Campeonato del Mundo de Balonmano disputado en Qatar ha insuflado ánimo y fuerzas a la marca alemana para tratar de repetir el excelente papel desarrollado ahora en otro deporte como es el mundo del rugby, y en una competición tan mediática a nivel mundial como es el Seis Naciones. Francia, al igual que adidas, sueñan con un título que les vuelva a aupar hasta lo más alto de este campeonato en el que el año pasado tan sólo pudieron quedar en una modesta cuarta posición.

A repetir el éxito del balomnano



El título conquistado por Francia en el Mundial de Balonmano ha puesto de manifiesto en adidas (también en otras marcas) la existencia de otros deportes además del fútbol igualmente rentables con una buena estrategia de marketing y comercialización para las mismas.

El éxito del balonmano galo en la última Copa del Mundo de Qatar con la conquista del título en juego le ha reportado una notoriedad y exposición mediática a adidas (y a otros patrocinadores de Les Bleus) que han visto compensadas sus apuestas por apoyar un deporte que dista mucho de la popularidad y repercusión de gigantes como el fútbol pero a los que igualmente es posible rentabilizar desde un punto de vista del marketing.

A por el 6 Naciones, de rojo



Y por de pronto, para la edición de este 2015 de uno de los torneos más importantes y conocidos dentro del mundo del rugby, el Seis Naciones, adidas ya ha comenzado a obtener los primeros réditos con su arriesgada estrategia al lado de Les Bleus ¿o deberíamos decir rojos?

Azul, blanco... y ¡rojo!. Ese es el color por el que la marca ha apostado para la selección francesa durante este 6 Naciones en el que debutará mañana sábado ante Escocia. Con ello, adidas pretende homenajear dos partidos victoriosos de Francia obtenidos en 1958 y 1959 frente Australia y Escocia, y con ello, la marca pretende cerrar un círculo en el que los jugadores galos han vestido de blanco (primer color original cuando se fundó en el año 1906), de azul (en sus diferentes tonalidades, a lo largo de toda su historia) y ahora, rojo. El color será destinado a la segunda equipación, la utilizada cuando juegue de visitante, puesto que de local disputará sus encuentros del tradicional azul.

La estrategia ya está comenzando a generar réditos para la marca en forma de exposición en las redes sociales, donde se ha abierto un importantísimo debate acerca del acierto de la compañía (o no) con el nuevo color de los jugadores galos. adidas lleva al lado de la Federación Francesa de Rugby desde julio de 2012.




Participa y comenta esta noticia

 
Top