• Tras la presentación de las zapatillas que la firma Jordan ha diseñado para sus embajadores en el All Star, adidas ha respondido con la prsentación de las nuevas D-Lillard All Star



Lo anunciábamos ayer. Muy probablemente la marca norteamericana Nike, a través de su filial Jordan, había dado el pistoletazo de salida a la carrera que las marcas y firmas comerciales disputarán por el próximo All Star Game, a celebrar este fin de semana en Nueva York, con la presentación de las zapatillas que los principales embajadores de Jordan lucirán durante uno de los acontecimientos más esperados por los amantes de la NBA. Y dicho y hecho. Tan sólo un día después, hablamos de la presentación oficial de las nuevas zapatillas, edición especial para el All Star, que la multinacional adidas ha presentado para uno de sus embajadores por los que más está apostando en los últimos tiempos: Damian Lillard.

adidas se "pone las pilas" y presenta las nuevas Damian lillard



adidas ha conseguido respirar a última hora con la presencia de uno de sus más importantes embajadores, que llamó poderosamente la atención en la edición del año pasado, en el próximo All Star. Tras comprobar como los aficionados no convocaban a Damian Lillard a la cita con las estrellas del próximo fin de semana, la lesión a última hora de Kobe Bryant motivó que la propia liga llamara a filas al líder de los Portland, lo que como decimos, supuso un verdadero respiro para adidas, una marca que tenía ya preparadas desde hace tiempo importantes estrategias con Lillard para el All Star Game.

Esta llamada a última hora va a permitir a adidas presentar en sociedad las nuevas D-Lillard All Star, las zapatillas que la firma alemana ha diseñado para el jugador expresamente para este Fin de Semana de las Estrellas, unas zapatillas que llevan el número 0, en blanco y negro y con la inscripción del nombre del jugador en color oro.

Galones para Lillard



Lillard se ha convertido, de un tiempo a esta parte, en el niño mimado de adidas, desesperada por encontrar un sustituto lo suficientemente fiable y con el suficiente equilibrio en la relación deportivo-comercial que viniera a sustituir a la que en un principio estaba llamada a ser la gran estrella de la marca con la que hacer frente a su rival Nike, el base de los Chicago Bulls, Derrick Rose.

Sin embargo, las continuas lesiones de Rose convirtieron al que fuera nombrado MVP en el año 2011 en uno de los grandes fiascos en términos de inversión de la firma en los últimos años, por lo que a su necesidad de hallar un contrapunto necesario a los grandes embajadores de Nike se unieron los deseos dentro de la marca de encontrar un sustituto a una inversión calamitosa para los intereses de la firma.

Lillard emergió con fuerza en el último All Star Game de 2014 y ahí fue donde la firma se dio cuenta de que muy probablemente en la figura del jugador de los Blazers se encontraba ese crack con que tanto ahínco buscaba la marca. Tras una renovación algo complicada (la actuación de Lillard en ese All Star catapultó su fama y el interés de otras compañías, entre ellas Nike, por tenerlo entre sus filas a pesar de que era jugador adidas), adidas ha orientado todos sus esfuerzos a convertir a Lillard en su nuevo faro guía a nivel mundial. La no convocatoria para el All Star Game de la presente temporada había sido un duro golpe para el jugador pero, sobretodo, para la marca, que veía como podía quedarse fuera del Fin de Semana de las Estrellas su gran apuesta en este mercado.





Participa y comenta esta noticia

 
Top