• El retorno de la Champions con la segunda ronda de encuentros de octavos de final está marcado por el duelo Manchester City - FC Barcelona

  • La batalla se cierne no sólo en el terreno deportivo sino también en el del marketing, donde adida tratará de restar protagonismo a dos equipos vestidos por Nike



Hoy comienzan los segundos enfrentamientos de la ronda de octavos de final de la UEFA Champions League, la mejor competición de clubes de fútbol a nivel mundial. Y uno de los enfrentamientos marcados en rojo por los aficionados al fútbol, uno de los más igualados y atractivos de ver para el espectador en esta fase de la competición iniciada hace tan sólo siete días, es el que enfrentará en Manchester al titular del terreno del juego, el City de Pellegrini, con el FC Barcelona. Pero no sólo para los aficionados al buen fútbol será un partido a seguir. Las marcas, principalmente adidas y Nike, también volverán a poner en juego nuevamente su duelo en un encuentro con muchos matices desde el punto de vista del marketing deportivo.

La vuelta de la Champions y el duelo adidas-Nike



Lo anunciábamos hace tan sólo una semana. La vuelta a la competición de los mejores clubes de Europa en la nueva fase de la Champions League, la ronda de octavos de final, tras el pertinente parón invernal, venía a poner de manifiesto nuevamente el sempiterno duelo existente entre las dos grandes firmas de ropa deportiva dominadoras del sector que volvían a encontrar en la competición la excusa perfecta para dirimir sus fuerzas.

De hecho, tan sólo tres equipos de los dieciséis clubes clasificados para la citada fase están equipados por marcas diferentes a adidas o Nike. El resto, deparan una igualdad casi  absoluta en cuanto a representantes entre equipos de la marca alemana y clubes de la firma norteamericana. Pero además de esos enfrentamientos, hay dos duelos en esta fase donde el enfrentamiento será entre clubes de la misma marca, por lo que, en teoría, la citada firma tendría todas las de ganar en cuanto a notoriedad mediática se refiere: uno fue el celebrado hace ahora una semana Schalke 04 - Real Madrid, ambos clubes vestidos por adidas; y otro es el que se celebra hoy en el Reino Unido entre el Manchester City y el FC Barcelona, entidades equipadas por su gran rival Nike.

Un partido Nike en una competición adidas


El encuentro de hoy tiene si cabe mucha más repercusión desde el punto de vista del marketing deportivo que el disputado ahora hace una semana entre los dos clubes adidas citados anteriormente. Y la tiene por el hecho de que enfrentará a dos entidades equipadas por Nike en una competición adidas, donde todo absolutamente huele a adidas como principal patrocinador de la misma.

Por tal motivo, en la marca alemana no suelen caer demasiado en grato encuentros como el presente donde toda la repercusión mediática será para la multinacional norteamericana Nike con el enfrentamiento de esos dos clubes de su portfolio por mucho que adidas esté presente en el mismo a través de su vinculación con la UEFA y con la propia Champions League.

El gran "odiado" de adidas para esconder a Nike


La marca alemana, por lo tanto, tratará de minusvalorar al máximo el enfrentamiento entre ambas escuadras Nike. Y la única manera realista de poderlo llevar a cabo es con la aparición estelar, nuevamente, del principal embajador de la marca dentro del mundo del fútbol: el internacional argentino Leo Messi.

Haciendo un paralelismo con su campaña #therewillbehaters, donde la marca ha recurrido a sus principales estrellas para conformar un auténtico equipo de "odiados" y donde precisamente hasta el momento Messi no ha hecho acto de presencia, el internacional argentino debe convertirse en el gran odiado de la compañía alemana para tratar de atraer para sí todos los focos de la atención mediática y minimizar con ello al máximo el papel que Nike pueda tener durante el encuentro a través de los dos clubes.

Las apuestas confían en Messi y adidas


En relación a ello, el convencimiento es absoluto en la sensación de que la única manera de poder relegar al obstracismo mediático la supremacía que en principio se le  presume a Nike en dicho encuentro es confiando todo al equipo de los "odiados" embajadores de la marca alemana encabezados por el internacional argentino, algo de lo que se han percatado incluso las principales casas de apuestas.

Tal es así, que un gol del argentino se paga hasta seis euros por euro apostado, una magnífica oportunidad para los aficionados de conseguir un ingreso extra con algo que parece casi seguro: que el internacional del FC Barcelona logre anotar, algo que daría vida no sólo al Barça en un complicado campo como es el del Manchester City sino, además, a adidas en su particular duelo con Nike.

Las espadas están en todo lo alto. Nike confía en su gran superioridad en este encuentro. adidas lo deja todo en manos de su mayor exponente: el argentino Messi. Que Nike consiga hacer cumplir los pronósticos en un partido donde el swoosh estará más presente que nunca depende casi en exclusiva de la actuación de Messi. El Barça (y adidas) confían en el argentino. Las apuestas, también.

Participa y comenta esta noticia

 
Top